FUERZA VITAL

AMERICAN GUERRILLA IN THE PHILIPPINES (Fritz Lang, 1950)

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on agosto 23, 2010

Una cosa secundaria y que es muy necesario aclarar es que esta peli es de propaganda patriota norteamericana pero lo que es importante decir es que eso da igual. Es una peli y está hecha de una forma exquisita, lejos de las selvas de Kirk Douglas en la versión Disney de “20.000 leguas de viaje submarino”. Esas selvas verdes plástico que tanto bienestar me dan no se hayan en la peli de Lang. Está rodada en Filipinas de verdad, escenarios naturales. Eso quiere decir que hay vegetación convulsa, incontrolables cielos, paisajes que mutan con el paso del tiempo y una impregnación de la muerte en el celuloide. Se impresiona el paso del tiempo, documento histórico de hace 60 años. Una arqueología peliculera de un país descompuesto por las invasiones de países ajenos e interesados: Estados Unidos y Japón. Lleva a dos posibilidades: huir o quedarse. La sumisión y su contrario en lucha eterna, conceptos dialécticos que Lang hace suyos para, de manera sutil, acercarnos al existencialismo derrotista. El de “no hay salida” y el de “continuo bucle amargo”.

En el centro de la peli, justo en el medio, se recoge un progreso grande contado con elipsis y voz en off. Una voz en off de Tyrone Power que se permite el lujo de interactuar de manera despreocupante con la imagen (véase la escena del disparo del rifle autoproducido por la guerrilla). Hasta este punto la peli había estado dando tumbos en un guión envalentonado y ultradecadente. Reflejo de una situación tensa invasiva. Tyrone Power como un héroe en una peli en la que no consigue tomar las riendas: misiones fallidas, objetivos femeninos que están casados… No es lo típico. Aquí hay inconformismo. Lo mismo que en la manera de rodar las secuencias por parte de Lang. Con aires cambiados, huecos en la imagen, subterfugios y espacios vacíos por encima de las cabezas. ¿Paisaje? Siniestro. Lo mismo que el episodio musical y bailongo que a modo de reportaje carece de emoción peliculera. Una pausa marginal (como diciendo: véamos lo que hace esta pobre gente para divertirse en su triste situación). Pero tampoco hay moralismos más allá. La cámara permanece en ligeros picados como advirtiendo un mapa, un lugar tipografiado por el visitante invasor y expansivo.

El sentimiento de que es una peli nómada sobre personajes insatisfechos, profundamente. El aire húmedo y el cuchillo seco que lo corta. Persiguiendo sueños es algo que cuesta, día tras día, con vagas promesas de retorno para al final cantar barras y estrellas de manera fugaz e irónica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: