FUERZA VITAL

THE LIFE AQUATIC WITH STEVE ZISSOU (Wes Anderson, 2004)

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on septiembre 15, 2010

Una cosa es el ritmo relativo a la duración de los planos y otra es el ritmo interno de los planos. En Wes Anderson las dos constantes tienen una relación muy interesante entre sí: mientras el primer ritmo es preciso, el segundo también y no se supedita a su contenido sino a su entorno, al plano anterior y al posterior. El montaje picado británico se sucede una y otra vez al mismo tiempo que la contemplación toma presencia irónica. ¿Cómo puede ser al mismo tiempo una película tipo Tsai Ming-liang y una tipo Edgar Wright? Me parece un equilibrio ideal.

Pasamos a la composición, a los niveles paralelos, perpendiculares al objetivo, donde campo-contracampo existen enfrentados al servicio de una historia ficcionada, en siempre constante preocupación Steve Zissou (Bill Murray) por grabar la secuela de la búsqueda del tiburón-jaguar. La posición de la cámara y el cortar cuando él lo diga. Su hijo le ha encontrado, su hijo secreto, y se ha embarcado en su tripulación. Un hijo de aire criado en tierra adentro que no sabe nadar. Con la intrusión de una periodista embarazada en plena crisis melancólica. Una tripulación que son los componentes emocionales y al mismo tiempo todo hacia la deriva porque son componentes forzados por las circunstancias, atropellados por su destino.

Y al acabar la peli es una emoción muy entrañable, de conseguir sueños y satisfacciones. Aceptar los errores, lo malo y el pasado pasado está  y todo irá a mejor. Optimismo que se suele decir. Y todo el grupo en busca de nada, una misión que se escurre y varía. ¿A quién le importa? Wes Anderson trabaja con los sentimientos invisibles, caras impasibles que todo lo expresan, insistir sobre Anjelica Huston y sobre una silla vacía porque el espectáculo queda en off y lo importa es la experiencia vivida aunque sea a lo “El último superviviente”, de lo falso y forzado mucho se aprende. De un cuadro de Zurbarán, de Giotto y de Rothko, de la planitud infinita de dos dimensiones aparentes.

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. javi nevado said, on septiembre 18, 2010 at 12:11 pm

    Descompones técnicamente a Wes Anderson para descubrir el truco del ilusionista. Pero es magia!!.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: