FUERZA VITAL

AITA (Jose Mª de Orbe, 2010)

Posted in Comentarios de pelis, Festivales de cine by fuerzavital on septiembre 24, 2010

Es una de esas pelis en las que el director se pone el mono de “autor” aunque le queda estrecho o incómodo, aunque no sepa para qué. Puede dar la sensación de estar sabiendo lo que hace, de que el concepto lo tiene bien atado, y lo tiene, y por eso “AITA” peca de pretenciosa. Tiene momentos culminantes que se ven estropeados por hacer hincapié en la estructura o falta de estructura de la peli. Los encuadres que beben de Rothko, Velázquez y Caravaggio se suceden sin un interés real. No hay deseo. Es una peli vacía pero nada de teorías oteizanas porque están mal interpretadas y representadas. ¿Representar las teorías de Oteiza? Tarea absurda pero según entrevistas al director él ha trabajado con eso. Pero vemos que de manera frívola ha trabajado el vacío. Buscando fantasmas. Pero no sabe que los fantasmas hay que generarlos mediante la imagen, mediante el ritmo de la peli, mediante el sonido, y no hablo de efectos especiales.

Aquí viene otro palo: las conversaciones entre el cura y el guarda de la casa. Hablan forzosamente y artificialmente sobre los muertos, zombies y finalmente sobre una luz cegadora que persigue al guarda. Todo con un humor cotidiano. Alejándonos a mil por hora de lo interesante y faltando al respecto a las pelis “contemplativas”. Los tiempos muertos, las jornadas de trabajo quitando zarzas y enredaderas… para que en una noche de tormenta empiezo el tormento. Un tormento que proviene del pasado, de lo íntimo del hogar y de los recuerdos familiares de las paredes. Los muros emiten imágenes, como relámpagos sucios y borrosos. A la vez, la luz se propaga por la habitación y las texturas de estas pelis pasan a la peli en sí. Defectos, rallones, quemaduras de negativo… primero se ven y luego se sienten. Se vuelve al blanco y negro esencial de la pantalla, del cine, al parpadeo entre los dos extremos colores: blanco-negro. Toda una peli que ha mantenido una estructura de elipsis, de encuadres fijos pictóricos en los que las perspectivas sólo existian gracias a cuadros y marcos dentro de cuadros y marcos. Puertas en puertas en ventanas. Hacia un fondo que se vuelve figura, como en la pintura de Giotto que tanto gusta al director Jose Mª de Orbe. Una planitud que nos lleva hasta el soporte culminando con lo citado anteriormente, el celuloide antiguo estropeado. Un epilogo nos hace ver cine tradicional de plano-contraplano mientras los dos personajes toman txakolí.

Uf, vaya desilusión de peli. No me ha encajado nada, ha sido todo una gran mentira deshonesta e irritante, sobretodo las incursiones de humor cutrillo (no estoy hablando de los grandes Beavis y Butthead), me tenía que encantar la apuesta pero no he sentido que sea una apuesta verdadera. Le faltaban las cosas en su sitio. Hay que currar más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: