FUERZA VITAL

DAS WEISSE BAND (Michael Haneke, 2009)

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on octubre 6, 2010

Un ensayo sobre el origen de ciertas posturas ideológicas que dan la mano a Stephen King (Los chicos del maíz), y al pueblo de los malditos, se puede convertir pronto en un mundo donde las no-imágenes supongan actos turbios. La ausencia de las imágenes de los hechos, el futuro que se sabe y el dolor como subrayador del propio MAL sólo hacen que acrecentar el asco, la manía por la limpieza y el apartheid. “Hay que tenerlo todo limpio, ordenado y controlado” no lo dice nadie en la peli de Haneke pero es la propuesta sobre la que muestra sus dudas la mirada crítica de “LA CINTA BLANCA”. Es como si directores como Frank Capra, Dreyer y Jean Renoir se pusieran de acuerdo para no hablar de nada ni caer en nada. Lo reconocible y lo afirmable se escapan de esta peli para tratar de suposiciones, como una vieja leyenda de la antigua Europa pre-bélica. La posible mentira se asoma al principio porque es el testimonio subjetivo del músico, pero falsamente, porque “la gente de las artes tiende a degenerarse”. Esto no lo dice ningún personaje de Haneke pero tampoco lo digo yo. Tras las puertas y tras los tabiques, tras las contraventanas y tras los arbustos… algo ocurrió y en un pueblo se instaura la desconfianza. Salen a relucir las clases y todo se afea, se aferra a las familias honorables, al yugo de la religión y a trabajar duro en el campo. ¡Qué diferente del neorrealismo de Rossellini! ¿Acaso “DOGVILLE” o “MANDERLAY” tenían algo que ver con la peli de Haneke? La postura fría típica del director austriaco propone muchas preguntas pero no nos engañemos, también muchas respuestas porque el que calla otorga y el no-mostrar es afirmarlo doblemente, enmudecer al espectador es decirle que “eso es horrible” pero también que se tropiece un caballo y se desnuque es estremecedor. La imagen como ente parcial es guay, tiene un espíritu interior impasible. Esto es así. La tela de saco raspa, pica, hace heridas, pero no hay nada más sano que hablar de las cosas, discutirlas y montar discursos. Algo cala dentro de la mente al ver “LA CINTA BLANCA”, me atrevo a decir que esta vez tiene mucho de Bergman en “EL SILENCIO” y por lo tanto mucho de Von Trier en tanto que el espacio muta hacia lo insoportable, se vuelve demoniaco y todo lo contrario a esperanzador. Los clanes, los equipos, los grupos revolucionarios, las fuerzas organizadas, las estirpes, las cuadrillas, los reunidos, las masas entendidas como uno… dan miedo porque pueden cambiar la historia y el orden establecido. Se propone la abolición y la prohibición.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: