FUERZA VITAL

THE LADY FROM SHANGHAI (Orson Welles, 1947)

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on octubre 16, 2010

Orson Welles del cine. Orson y los mecanismos del cine. Welles y el artificio del cine negro. Nunca había escrito de una peli esto: tenéis que verla! Porque se trata de una peli que va directa al córtex cerebral donde las neuronas mágicas se pelean e inventan nuevas formas-fondos. Chispas. “LA DAMA DE SHANGHAI” viene del cine negro para constarnos todas sus falsedades por eso es una peli muy sincera. Las imágenes se ven como se construyen, forman un instante del que habla Deleuze pero desde el estatismo propio del cine o el movimiento de la pintura. “DETOUR” de Edgar G. Ulmer, peli de 1946, consigue ir a la ensoñación directa que un año después la peli de Welles desarma para recomponer pero nada de que se noten las suturas, no no, sino que teje una tela de seda muy preciosa. Como composición musical contiene silencios y vacíos, vaciados de sentido en los que Michael O’Hara (prota) deambula sin una personalidad clara, cercano al zombie de Tourneur. Un personaje sin guión al que el dinero le corrompe los objetivos y no es feliz. A Michael le gustaría enamorarse de una mujer, que ya es hora, y tener una casa en el campo, cosas del “new deal” de Roosevelt pero claro, ahí aparecen todos los artificios procesuales del cine para degollarle en una argucia abstracta que ni siquiera importa entender ya que seguramente tenga agujeros de guión. Esos agujeros de guión, de los que carecía la fabulosa obra de Lang “BEYOND A REASONABLE DOUBT” (“Más allá de la duda”), en la peli de Welles hacen que todo sea inconsciente desde la consciencia radical del atolondrado, del que no entiende cómo funciona el I.V.A. La economía y los procesos judiciales que transforman la peli en comedia destartalada y al prota hunden en un profundo letargo. Mudo y viendo ante sus ojos una peli desagradable. La ensoñación sigue y el contacto con la realidad va palpitando, dando pataditas y nos encontramos en el barrio chino con escaparates que son el espectador y el cristal-objetivo-pantalla finalmente se rompe y se ausenta, y en su ausencia aparece la deformidad más corrupta de una mujer enigmática. Por fin somos conscientes más que nunca de la pantalla, del cine. Eso ha sido cine! Un subidón! Habrá que ir pensando en hacer una clasificación guay de pelis molonas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: