FUERZA VITAL

MYSTERIOUS SKIN (Gregg Araki, 2004)

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on noviembre 5, 2010

—-Jorge Núñez—-

Se dice que uno no sabe lo que esperar de cada peli de Araki pero creo que eso es algo que se dice por inercia. Esta peli es algo así como un Spielberg sincero y caótico. “MYSTERIOUS SKIN” tiene dos vertientes, es decir, dos personajes separados con experiencia “extra-sensoriales” en la niñez que se van juntando en montaje paralelo y discontinuo. En pequeñas dosis en elipsis Araki nos da revelaciones religiosas de las vivencias de estos dos chicos y realmente lo misterioso de la piel es lo que oculta, el interior. Una piel que es ciencia-ficción espacial con sus luces brillantes y su asexualidad en el otro es amor platónico demasiado real y táctil. Los cereales de colores, Fruity Loops, esparcidos por el suelo de la cocina hacen que queden encerrados ya que si los pisan crujen y además se hacen añicos. Miles de pedacitos que en un futuro se extenderán por toda la casa ya que se quedan en la suela del zapato. Un sonido crujiente y un planteamiento audiovisual como siempre cerca del esteticismo más absoluto unido a la locura emocional que se desata. Escenas incómodas, en un off imaginario que supera todos los peores pensamientos, que declaran su amor hacia descubrir lo que sucedió realmente y hacia la madurez. No la madurez de ser mayor sino la madurez de una manzana que se cae del árbol para disfrutar de la hierba fresca.

El fanatismo hacia los fenómenos paranormales y las revistas cómic del espacio y el más allá. El béisbol es un deporte donde la pelota se manda a la estratosfera y vuelve con un frío profundo del espacio. Dentro es de madera y esto no es metáfora. Los actores logran captar los momentos inimaginables desde una dureza fatal hasta la más absoluta sensación de cariño y de amistad. Son “THE GOONIES” (Richard Donner, 1985), “E.T. THE EXTRA-TERRESTRIAL” (Spielberg, 1982) y “KIDS” (Larry Clark, 1995) todo mezclado. Desde lo puramente audiovisual, aquello que nace primero como imagen-sonido y luego es narración. Un sentimiento interno que aflora desde lo estético hasta unas lagrimas que forman un pensamiento, una reflexión. Una alegría por vivir y disfrutar la vida que siempre reivindica Gregg Araki desde la propia amargura de la existencia, desde la superación de la censura sexual y la libertad amorosa. Parece muy hippie pero no lo es tanto, es tremendamente reivindicativo desde la propia forma artificiosa del cine.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: