FUERZA VITAL

TODAS LAS DIRECCIONES (Cristian Villavicencio & Leire Muñoz, 2011)

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on enero 16, 2011

Tomar todas las direcciones es dividirse para, sin embargo, llegar a un punto final común. El punto de la pecera contaminada como metáfora facilota del tiempo que ha pasado, descuidado, entre texturas de cabezas en lentas panorámicas circulares: cabezas arrugadas, cabezas oscuras, cabezas esplendorosas, cabezas nuevas. Movimientos de la cámara que reivindican la poética de las imágenes en un entorno a descubrir sin necesidad de sentar las bases de nada. Ahí radica el acierto de esta peli ya que planteando un enigma, metiéndose en el laberinto de la pirámide escolar, no degenera en un campo moralista sino que su postura es la del exhibicionismo. Pero no un “exhibir” sino que hay mucho zoom y niveles de profundidad en desenfoque, el infiltrado entre la colmena, la cámara como rebote de sensaciones no como escape absorbente de las almas.

La escena de la jugada de futbol a cámara lenta. El regate torpe y genial. El patio que se dramatiza hasta convertirse en una entonación de los deseos juveniles. Esa dialéctica que nos ofrece esa citada escena, importantísima en el enganche con el espectador, punto de inflexión mortal ya que la peli con sus desniveles nos apabulla hasta morir en algo sin sabor. Quizá falten decisiones más abruptas, más excluyentes que hagan justicia al gran enigma de la jerarquía escolar del instituto de Fadura.

Acordarse al final del principio, de la realidad del ciclo escolar como algo repetitivo. Una ironía de los niveles ascendentes de la pedagogía con la clara distinción entre asignaturas, profesores, palabrerías y churrascos en vinagre que convierten un círculo en una espiral de frustraciones desatendidas. La decisión del orden cronológico real es demasiado complaciente y desaparece. Desaparece y por lo tanto es un elemento que deja de ser útil, la dialéctica se echa en falta al igual que los cansinos solapamientos sonoros como concesiones al academicismo mas absoluto, concesiones para crear una sopa boba. Acidez en el estómago. La mano de Villavicencio, Muñoz y Antona diseccionando un micromundo convierten en algo excesivamente irregular e indeciso un yunque como es la enseñanza, un yunque empalagoso y poroso, pero en donde falta sesgar más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: