FUERZA VITAL

THE FOUNTAIN (Darren Aronofski, 2006)

Posted in -----REVISTAS FV-----, 08 by fuerzavital on abril 17, 2011

—-David Feito—-

Imaginario new age, historia de amor al límite , tenebrismo preciosista con infinitas luces que titilan, magia proveniente de tiempos míticos, luces blancas que lo inundan todo, personaje santificado al borde de la muerte. La película más vacía y excesiva de Aronofski hace gala de su habitual ritmo compacto y musculoso, donde los movimientos que produce la cámara (entre lo epidérmico y lo cenital) y los que se generan en el interior del plano se articulan de forma convincente aunque acaben por ahogar a la imagen en una especie de vorágine seductora sin sentido.

Qué lejos queda la frescura de “Pi”, la justa contención que se deja atravesar por ciertos momentos de caos y abyección que lo equilibran todo. Qué lejos queda el bajo presupuesto y los actores que no son estrellas. Supongo que meter la cabeza tan rápido y tan hondo en la industria tiene consecuencias que donde antes se dejan notar es en la calidad de las películas, no se explica si no cómo pudo meter a los guapitos de cara Jared Leto y Jennifer Connelly en la visualmente brutal “Réquiem por un sueño”. Hay ciertas cosas que acaban con el sentido y credibilidad de una película y en “The fountain” la escasa consistencia de las historias que muestra hace que la imagen no tenga nada que sostener y que caiga en una deriva que parece justificar lo tópico y gratuito de una historia pseudomística y grandilocuente.

Lo mejor de todo es que quería que Brad Pitt hubiese sido el protagonista, pero al final no pudo ser, qué pena.

—-David Feito—-

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. anarl said, on abril 17, 2011 at 10:26 am

    Para mí The fountain es la mejor película de Aronofsky, compitiendo ahora con Cisne negro, y no sólo por su arriesgada apuesta formal, híbrida y colindante con las estéticas más kitsch y devaluadas –que mejora y resignifica-, sino por las ideas fuertes sobre la muerte –y sobre la vida, por tanto- que subyacen en ella, organizadas bajo una mitología entre ancestral e íntima. El conocido “efectismo” de Aronofsky deja paso en The Fountain a su mayor sinceridad, en lo que es un viaje cósmico –o quizás astral- por la enfermedad, abordado con una sensibilidad descomunal, que rebasa, si se quiere, la propia película y sus estrategias, permaneciendo como una idea o un recuerdo de valor.

  2. mIKEL said, on abril 19, 2011 at 11:21 am

    el otro dia vi cisne negro, bastante lamentable, zafia, absurda, vacia, efectista, previsible, idiota…
    no tan malisima como the fountain (un truñazo absolutamente descomunal por pretencioso, feo, vacuo y encima aburridisimo) pero por ahi anda,
    la única realmente entretenida de este hombre es the wrestler, pero mas bien por miki rourke y marisa tomei,
    dicho de otra manera, creo que el sr. aronofosky ya esta apestando demasiado

  3. […] David Feito – THE FOUNTAIN (Darren Aronofsky, 2006) […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: