FUERZA VITAL

LOS OJOS AZULES DE LA MUÑECA ROTA (Carlos Aured, 1973)

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on mayo 24, 2011

—-Jorge Núñez—-

Se puede decir claramente que esta es la película más completa de Carlos Aured ya que combina esa recta dirección que el director solía proponer con la viveza del cine exploit joven y con ganas. Recursos audiovisuales muy resultones nos adentran en los quehaceres diarios de un Paul Naschy jardinero que trabaja para unas bellas mujeres en un gran caserón. Una mujer es inválida, otra tiene una mano ortopédica y la otra enseña el escote. Hay una cuarta que entra a trabajar como enfermera de la inválida pero no tiene mucho peso, ni literal ni metafórico.

Siempre el cirujano en la sombra, el frankenstein que colecciona ojos azules y pelos rubios, siempre ese gran revés ibérico de lo que pretende ser Francia y es más sierra madrileña que la misma sierra madrileña. Y el bar, ese retorcido lugar donde se cruzan miradas paisanos y la barwoman, ahí, a tope con los zooms y reencuadres sin mover de sitio la cámara, realizando un máster en recomplicar los mecanismos narrativos convencionales. Con esa asquerosa música de jazz trompetera de fondo, todo el rato, aún así no consigue derrumbar esta gran peli. Es como pop de pueblo con unos insertos pastiche del pasado de Gilles (personaje interpretado por Naschy) que como rasguños ponen nervioso al misterioso personaje que corta troncos con su torno bien exhibido. ¡Ay la mano ortopédica qué gran idea! Roza la piel macha de Naschy, seduciéndole, siempre con las hormonas bravas, y rodeado de tentaciones. Un toque Fulci cuando las cuencas vacías de los ojos se llena de gusanos purulentos, pero eso es el final y no debería decir nada. Hace fresquillo por las mañana aquí en Madrid.

—-Jorge Núñez—-

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Incitatus said, on mayo 24, 2011 at 10:15 pm

    Qué bar, qué montañas! Qué impostado es todo, pero a la vez entrañable. La sierra madrileña que sale también en el horizonte del pueblo de La noche de Walpurgis. Naschy en un papel hecho a la medida de cualquiera (rodeado de tres bellas mujeres). No sabía nada, el tío.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: