FUERZA VITAL

MATRIX REVOLUTIONS (Andy & Lana Wachowski, 2003)

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on julio 19, 2011

—-Jorge Núñez—-

Robert Bresson entendió la matriz perfectamente al igual que los hermanos Wachowski conocen lo desvergonzada que es esta tercera parte de la saga. Poco queda de la atracción misteriosa y plástica de la primera entrega y también poco queda de la flexibilidad sorpresiva y nihilismo religioso de la segunda. En esta tercera parte ya no hay más que máquinas, oscuridad y unos cielos tormentosos que recuerdan a Goya. Una película submarina que sustituye el mar por hierros, cables y chispazos. El amor y la profecía, ambos como los ejes centrales de “Matrix Revolutions”, hacen que sea una película sólida, pero sólida como cine y no como pensamiento. Es un producto, mucho más que las anteriores, destinado a componer una trilogía con todo lo que significa comercial y políticamente. La trilogía de “Matrix”, la obra magna de los hermanos Wachowski, tampoco ha envejecido tan mal como se pensaba frente a otras trilogías bien pestilentes en su conjunto como son las caducas y olvidables “The Lord of the Rings” (Peter Jackson, 2001-2002-2003), “Star Wars I, II y III” (George Lucas, 1999-2002-2005), “Spiderman” (Sam Raimi, 2002-2004-2007), “X-Men” (Bryan Singer, 2000-2003-2006, esta última dirigida por Brett Ratner)… un sinfín de productos desangelados que a excepción de “Spiderman” (con la que guardo un especial cariño) todas naufragaron en las aguas de lo pasado de moda. Los Wachowski quisieron traspasar límites y llegar a proponer filosofías variadas y preguntas. A pesar de conseguirlo sólo a un nivel de filosofía de masas para masas sí que consiguieron una trilogía de una densidad aceptable. Y pura adrenalina también!

Es algo así como esos desiertos de Terminator, desiertos de lo mal llamado “real” que se figuran como un gran enigma en los que la única opción es luchar con la fuerza física-máquina. No todo es así, hay un momento esclarecedor en su literalidad y frescura: el momento en que Neo y Trinity consiguen escapar de las máquinas enemigas ascendiendo con su nave más allá de las nubes, por encima de ellas, para observar en todo su esplendor y belleza una puesta de sol deliciosamente rosa anaranjada. Un zumo multi-tropical para los ojos y por lo tanto para el cerebro. El cerebro que se revoluciona al mismo tiempo que Matrix y produce una película apresurada y monótona. Es un lío muy grande pero está en el interior.

—-Jorge Núñez—-

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Pernan said, on julio 19, 2011 at 9:06 am

    ¡Lo mejor es que mueren los protagonistas! ¿No? No me acuerdo bien, igual luego renacen, que estas pelis, hacen lo que quieren… Kuaaaaaaaak!😛


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: