FUERZA VITAL

PEOPLE WILL TALK (Joseph L. Mankiewicz, 1951)

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on agosto 4, 2011

—-Jorge Núñez—-

Los ecos que se generan cuando se omite el pasado hacen que las películas de Mankiewicz sean de ciencia-ficción. No lo son pero siempre podrían ser del género fantástico si las dejáramos en la mitad y nunca viéramos cómo se resuelven. Otras no se resuelven aunque lo aparenten, como la película de hoy, titulada en España “Murmullos en la ciudad”. Los rumores que disparan la imaginación y conectan con la ciencia y la brujería. La razón y el misticismo. La humanidad y los extraterrestres. Lo terrenal y lo vaporoso alienígena. Esta película no trata de binomios, ni de choques de posturas sino que Mankiewicz una vez más nos ofrece una ficción retorcida sobre el mundo estanco de la medicina y los valores tradicionales. Una digresión acerca de la muerte, las segundas oportunidades y buscar la felicidad. En unos ambientes de esos de provincias, agradables y aplastantes al mismo tiempo con la coronación en una colina imaginaria de la universidad como ente desconfiado. La crítica sumergida que siempre contiene Mankiewicz dispuesta elegantemente con momentos de humor y drama sobrecargado, clasicismo desesperado que se desmonta para ser radicalmente moderno. La gente dirá y hablará pero siempre la profundidad del director de “Murmullos en la ciudad” inunda de riqueza toda la parafernalia que aparece como un cuadro renacentista. La belleza intrínseca encontrada en cada plano y la robustez de dos encuentros que son consecutivos en el metraje: Noah y su amigo en el porche del tío de Deborah con su padre (con esas relaciones indirectas y complicadas frente a un fanático religioso que come pollo sólo los domingos y todos los domingos), y la siguiente secuencia en el salón de esa casa campestre. Siempre como bloques de emociones que se acartonan, de dibujos animados que bambolean su cintura, la lambada y como una serpiente a la que va desapareciendo su cola si no avanza. También se recuerda y con gusto, llegando a un punto de “¿cómo se ha llegado a esta situación tan estrambótica y seria al mismo tiempo?”, la secuencia en el laboratorio de pasteurización de la leche en la casa campestre (véanlo en inglés). Todo ese acto es delicia turca.

—-Jorge Núñez—-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: