FUERZA VITAL

KING OF NEW YORK (Abel Ferrara, 1990)

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on septiembre 26, 2011

—-Jorge Núñez—-

Pauso la película a los 70 minutos y empiezo a pensar en “Batman returns” (Tim Burton, 1992) y en “Mulholland Drive” (David Lynch, 2001). La cinta de Abel Ferrara es una precuela de la de Burton en tanto que Christopher Walken interpreta a un mafioso que llegará a ser alcalde, no de New York sino de Gotham City, y celebrar las Navidades junto al murciélago, el pingüíno y la gata. Un escalofrío que alumbra la cara del alcalde mientras pasea en una limusina surcando la oscuridad junto a sus dos mujeres. Van directos a un precipicio que forma parte de las colinas que rodean el valle californiano. Tan lejos del sol de California como cerca de las cloacas infectas de actos benéficos. Tocando el piano que inspiró 11 años después a Lynch. Porque la imaginería de Lynch es más de Ferrara viendo esa conexión con la muerte y el cine negro, desbocado y esquizofrénico, lleno de alaridos y sin embargo silencioso como un buen Tintoretto. Trazando las zonas azules y las zonas naranjas, proponiendo una oscuridad bien agarrada por los huevos, siendo el lujo la más ridícula de las posiciones, deslizando la mano suavemente por la ambición aterciopelado… ¡ha dejado el rastro del movimiento de la mano! Solo se trata de un grupo de gente haciendo negocios, cadáveres andantes, vampiros dejando claro que saben que un mal día todo lo que están viendo (el skyline nocturno de New York desde la cima de un rascacielos) va a desvanecerse.

Al día siguiente van al cine a ver una sesión doble: “Nosferatu” y “Frankenstein”. A veces siento que estoy en un barco balanceándome con las olas del mar Atlántico. Sonrío cuando un asiático hace negocios con Frank White en un hospital lleno de niños moribundos. Ferrara no es Cimino, no es tanta locura, es más bien una visión generosa y esplendorosa de la calma sucia de los negocios infames. “King of New York” es elegancia sibilina. Es pintura a la vez que niega su temporalidad. No hay un antes ni un después, Frank White es un personaje que cree haber salido de la cárcel pero sigue estando en una jaula de la representación (Véase la escena en la que Jimmy Jump va a comprar comida a un burger http://www.youtube.com/watch?v=yTRG-wAummM).

—-Jorge Núñez—-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: