FUERZA VITAL

THE WRESTLER (Darren Aronofsky, 2008)

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on octubre 4, 2011

—-Jorge Núñez—-

La profesión, o más bien, la profesionalidad es algo doloroso porque está en conexión irremediable con el cuerpo. La personalidad del profesional se encuentra desafortunadamente con el mecanismo corporal y ahí chocan cuando éste último no responde. Se produce el retiro. Como si una película de Howard Hawks, “Hatari!” por ejemplos, se acabara en la mitad porque los cazadores siguen las recomendaciones de un médico precabido. Ese corte es el que trabaja Aronofsky en su film totémico ante Mickey Rourke. Nunca había visto tantos abrigos por detrás ni tantas nucas peludas. A eso me refiero, esa conexión que busco entre la estructura narrativa, con los constantes planos de seguimiento con el personaje de espaldas, y entre la defunción de una profesión por decisión vital. El luchador no quiere dejar de luchar pero quiere seguir viviendo porque pretende cambiar su vida profesional y hacer vida de amigos y familia. Esa mítica reconciliación entre familia y trabajo.

Muchas veces he oido críticas a Aronofsky por su esplendorosa superficialidad, por ser un director tramposo y típicamente melodramático. En “La fuente de la vida”, su obra maestra sin duda, se desparrama en su propio ser llegando a límites insospechados del kitsch y de lo gratuito. En “El luchador” los efectismos surgen del grado retro de la cinta en tanto que en un lugar helado de la costa americana un luchador retirado, su hija universitaria y una bailarina de striptease crecen desgraciadamente. Las calles son explanadas de desalmados, todo de una soledad apabullante que en ocasiones recuerda a lo fallido de “Striptease”, película con Demi Moore, con su desfachatez narrativa de orden de sucesos. Todo muy medido.

Lo que duele es comprobar que Aronofsky ha abierto una puerta pero no la sabe cerrar. Está a un paso de convertirse en una película de gags y de hecho ya lo es. Véase la secuencia en la el luchador sirve filetes de pollo, mortadela, dos buenas pechugas o ensalada de pasta al pesto. Hay una fricción que no deja que la película “funcione” del todo (y mira que odio esa palabra: funcione), pero con lo de funcionar me refiero más a que no se traicione sin querer. La piedra angular de la película sería el gore.

—-Jorge Núñez—-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: