FUERZA VITAL

DARK PASSAGE (Delmer Daves, 1947)

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on octubre 6, 2011

—-Jorge Núñez—-

Primeramente la tela de dorados que hondea al viento mientras una gran ola recta y petrolífera-brillante rompe cerca de la bahía peruana. Las ondulaciones de tejidos dejan sentir el vértigo de la infelicidad en una carrera contrareloj que no es tan apresurada como llena de errores. Las tangentes del destino chocan de manera continua. Lo que puede fallar falla aunque el artificio del final aparezca sobresaltado representando la calma. De nuevo la bahía peruana y el toque Walt Disney colonizador.

Es una película, “La senda tenebrosa”, que tiene tres partes bien diferenciadas. Cada parte es un remolino de metalenguaje. La primera es una historia en primera persona literal de un preso que se fuga de la cárcel de San Quintín. La cámara toma el drama, lo engulle como identificación total mientras la voz del protagonista-espectador juega entre off, on e in. Algunos planos de recurso o externos remarcan el interés de nuevo por el error de planteamiento. Las reglas se rompen para formar un drama irregular y una primera parte sustentada en la cara de Lauren Bacall mientras habla a cámara.

La tercera parte (de la segunda escribo después) ya se resitúa como una película de cine negro por el día, dentro de la normalidad. El nudo se va resolviendo, las sospechas se hacen patentes y la incomodidad-desesperación alcanza la cima absoluta. La personificación de la figura de Humphrey Bogart es el núcleo sobre el que se sustenta lo grisáceo de la insatisfacción. La seducción y los recorridos tranquilos me vuelven a hacer pensar en la bahía peruana. El fondo está a punto de fugarse en el infinito y Bogart desmayarse como errante ser humano. El fracaso que hierve su sangre, pero no mucho, mientras los secundarios son típicas formas mágicas que aparecen y desaparecen, y todos se parecen.

La segunda parte es mi favorita y por eso la dedico un párrafo. Es aquella en que se pasa de primera persona a tercera persona. De imagen-percepción a imagen-afección en tanto que la tercera es puro cordón umbilical con el espectador. Esta tercera persona umbilical es un personaje mudo, con la cara vendada, que para dormir tiene que atarse las manos para no darse la vuelta y que corre el peligro de convertirse en un bulldog. El silencio llega después de una cascada de palabras, la imagen corpórea llega después de un largo trayecto de pantalla en sí misma.

—-Jorge Núñez—-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: