FUERZA VITAL

ROOM 666 Wim Wenders

Posted in Reflexiones by fuerzavital on octubre 15, 2011

—-Arcadi Ballester—-

Hay cierta nostalgia y eso que las entrevistas se rodaron en 1982, ya hay nostalgia del celuloide, más por la televisión que por la cinta magnética y los videoclubs. En Godard esa nostalgia parece apuntar a la pérdida de lo específico, de lo local, de lo pequeño. Hay nostalgia de unos tiempos que sí habían existido, esas producciones concretas, ensambladas en el recorrido de la historia de un medio que acababa de nacer. El gran medio, el medio de los medios, con gran poder estético, capaz de levantar ampollas hasta en los lugares donde se creía uno a salvo. El cine era capaz de enfrentar al individuo a su más indefensa soledad, mediante ese ritual tan básico que es el de enfrentarse a la oscuridad.

En Takayama, en Japón, hay un pequeño templo budista llamado Zenkoji, que guarda un extraño misterio. El templo tiene un altar con una figura dorada y atuendos y guirnaldas ceremoniales, pero debajo de ese altar, dicen los monjes que hay otro altar al que solo se puede acceder mediante un estrecho pasadizo. Ese pasadizo oscuro se puede visitar, no sin antes dejar una propina a los dioses, pero hay que seguir ciertas reglas para que el camino se recorra correctamente. Con la mano derecha, el viandante va recorriendo la pared del pasadizo hasta que, a mitad del camino, da con un cerrojo. Es el cerrojo de una puerta. Detrás de la puerta, dicen los monjes, está el altar con un buda de la luz, o del fuego, un buda que no se puede mirar directamente porque quema la mirada y es por eso que solo se puede uno acercar a él pero nunca mirarlo. Cuando el viandante da con el cerrojo sabe que detrás de la puerta que no ve hay guardada la figura de un buda luminoso que no sabe ni si existe realmente. Frente a la puerta hay que rezar y una vez realizada la plegaria hay que continuar andando hasta salir por el lado opuesto al que se entró.

Hoy parece que esa sensación se ha generalizado para no caer en la cuenta de que ha desaparecido por completo. Sigue habiendo cuevas, tiendas de campaña, noches de amor, todo eso sigue existiendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: