FUERZA VITAL

ANTES DE QUE MUERA GODARD (2)

Posted in Reflexiones by fuerzavital on noviembre 5, 2011

—-Arcadi Ballester—-

Extractos de un fabuloso libro titulado: Jean-Luc Godard. Pensar entre imágenes. Edición de Núria Aidelman y Gonzalo de Lucas. El subtítulo es: conversaciones, entrevista, presentaciones y otros fragmentos. Desde 1960 hasta 2010. Relatos sensatos del bueno de Godard que ha pasado la vida al frente y detrás de una cámara.

Extractos:

1960 – 1962

Decidí que quería hacer cine bastante tarde, a diferencia de la mayoría de la gente que dice: “Con un año y medio o dos, ya quería hacer cine”. Yo decidí que quería hacer cine muy tarde. Tenía dieciocho años.

Me da miedo el éxito que tuvo mi película À bout de souffle. No querría desanimar a  mis admiradores que la encuentran sublime y resaltan su genialidad, pero creo verdaderamente que exageran. Tampoco puedo decir que estoy insatisfecho con el resultado, pero todavía me siento muy poca cosa al lado de Le Testament d’ Orphée, de Pickpocket, de Deux hommes dans Manhattan, de Déjeuner sur l’herbe o de Hiroshima.

Personalmente estoy a favor de la palabra <<artista>>. Es una hermosa palabra que solía generar desaprobación. Los artistas eran gente como Alphonse Daudet, gente con grandes sombreros, corbatas Windsor y demás. Ahora los directores casi siempre se visten como todo el mundo. Pero para mí, un artista siempre es de izquierdas. Incluso Drieu La Rochelle pertenecía a la izquierda. Es un estado mental. Por otra parte, tanto Kruschev como Kennedy son de derechas, ambos son totalitarios.

En Sight & Sound se decía que yo realizaba una improvisación al estilo del Actor’s Studio, con actores a los que les había dicho: tú eres tal, así que actuarás a partir de eso. Pero Belmondo no se inventó ningún diálogo. El diálogo estaba de hecho escrito, pero los actores no se lo tenían que aprender: la película se rodaba en mudo y yo les iba soplando, como un apuntador, las réplicas que tenían que decir.

Vivir sa vie resultó ser el equilibrio que, de repente, hace que te sientas bien en la vida, durante una hora, o un día, o una semana: Anna, que está presente en el sesenta por ciento de la película, se sentía un poco incómoda, ya que nunca sabía por adelantado lo que tendría que hacer. Pero era tan sincera en su voluntad de actuar que, finalmente, es esta sinceridad la que acabó actuando.

2008 – 2010

Es el fin, casi no se puede crear. El cine es una pequeña sociedad que se formó hace cien años, en la que podían encontrarse todas las relaciones humanas, dinero, mujeres, y que está desapareciendo. La historia del cine no es la de las películas igual que la historia de la pintura no es la de los cuadros. El cine apenas ha existido. Yo, por mi parte, he intentado hacerlo de otra manera. Pero, actualmente, funciono con un nuevo pistón.

Internet no me interesa especialmente. Prefiero desplazarme para aprender y, si no, pues lo ignoro. O aprender por otras fuentes, de recortes, de libros. Pero, en mi película, hay planos extraídos de internet: el plano de los dos gatos que dialogan entre ellos.

Colgar Film Socialisme en internet es una idea del distribuidor. Como han dado dinero para la película, hago lo que me piden. Si hubiera dependido de mí, no la habría estrenado de esa manera.

No hay propiedad intelectual. Estoy, por ejemplo, en contra de la herencia. Que los hijos de un artista puedan beneficiarse de los derechos de una obra de sus padres… me parece bien hasta la mayoría de edad. Pero, después, no creo que sea muy normal que los hijos de Rabel perciban los beneficios por los derechos del Bolero

El derecho de autor, verdaderamente no es posible. Un autor no tiene ningún derecho. Yo no tengo ningún derecho. No tengo más que deberes.

Elias Sanbar explica: Daguerre presentó su invento en 1839, el daguerrotipo, en la Academia de ciencias. Una nube de fotógrafos se precipitó entonces a los lugares santos, y no a otros sitios. Probablemente, porque querían saber si las palabras de la Bíblia eran verdad.

Es la materia. Filmamos gente, la materia, el barco, una chimenea, un bar, la espuma del mar… Está más cerca de la pintura que me es propia, la pintura impresionista, que nació al mismo tiempo que el cine o la fotografía. Luego se convirtió en otra cosa. Leí una anécdota de Cézanne. Él estaba pintando la montaña Sainte-Geneviève u otra cosa y entonces vino alguien que estaba paseando y le dijo: “¿Cómo va la pintura?”. Y Cézanne le respondió: “Estúpido, no hago pintura, estoy haciendo un cuadro”.

Si uno quiere hacer películas con Eurimages, necesita toneladas de documentos, y todo se hace con mentiras, con presupuestos falsos. En mi película se declararon 25 millones, mientras que en realidad cuesta 300.000 euros. ¿Por qué?

En cambio, todavía se puede hacer una película, escribir un libro. Me quedo en mi ámbito, constato que los únicos que quisieron hacer cine europeo son los alemanes en 1933.

Ya no hay reglas, todo vale, todos hacen alta definición, todo muy comprimido. Así que es cualquier cosa menos “alta definición”. Además, siempre me ha sorprendido lo de “alta”, como en “Alto Comisario”, la “alta” sociedad, etc.

Ya no quiero estar en el ajo. Lo he estado demasiadas veces, saliendo a veces perjudicado. Chardin decía al final de sus días: “la pintura es una isla a la que me acerco poco a poco; por el momento, la veo muy borrosa”. Yo siempre pintaré a mi manera. Ya sea con una cámara-lápiz o con tres fotos.

¿Una última película? Solo un título: Adiós al lenguaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: