FUERZA VITAL

BATMAN (Tim Burton, 1989)

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on enero 15, 2012

—-Jorge Núñez—-

Todavía resuenan en mi cabeza, después de 21 años, las frases del Joker interpretado o no por Jack Nicholson. No sé si interpreta, no estoy del todo seguro. Ahí le tenemos, apunto de sembrar el terror verdadero en Gotham City mientras pide un espejo con su mano vendada, se quita las vendas de su cara y un neón rojo parpadea lentamente en el exterior del callejón. El adoptar una postura extrema que empieza por un traje morado y una camisa naranja hace que la figura del murciélago tome sentido. Uno a otro. La piel blanca y espumosa, el pelo verdoso de moho y los labios rojos sonrientes de devoción hacen de cada plano de Burton una soberana estructura. La clave es la ausencia de cámara al hombro o la completa plenitud del orden de viñeta. Partiendo de “El resplandor” de Kubrick y el Fritz Lang de “Moonfleet”, partiendo de esos dos pilares, la neblina azul oscuro hace ver a la película seminal “Batman” como algo magistral.

Los saltos rápidos de guión, los escorzos en las personalidades de los personajes, no son solamente textos adaptados en audiovisual sino que el terraplén y las escaleras de la mansión Wayne… “Esta misma noche habrá una gran movida en la ciudadhay que ver cómo se acalora nuestro amigo” y la frente se la seca mientras el maquillaje naranja desaparece y toma presencia el blanco demoníaco. Es post-humor el del Joker, un Ricky Gervais que habla a un cadáver chamuscado entre goticismos angostos, cuadros que son fondo, calles de musical sombrío, y todo de una falsedad que hace pensar en la serie de “Batman” con sus pow y sus chang. Con aristas que asoman, puntos rojos constantes, parquedad, toda la sobriedad que la hace justa ante “Dick Tracy” de Warren Beatty. Las bambalinas violadas y perpetradas, un collage que esparcido por todo el suelo del escenario. Poco tarda en ocurrir en los monitores, incluso un puño viaja entre dimensiones de representación, se ve la tramoya, la falta de maquillaje, la máscara del cine, y de ahí parte el corazón del superhéroe y su némesis.

Es fácil, lo que hace Tim Burton es tomarse el ridículo en serio, así funciona todo a las mil maravillas. Lo último es que los policías, como buenos empleados, exclaman: “¡Rápido! Hay que iluminar la torre”.

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. juan alkazar said, on enero 15, 2012 at 7:40 pm

    brutal

    • Jon A. said, on febrero 3, 2012 at 3:43 pm

      que nostalgia me ha entrado. bien Jorge!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: