FUERZA VITAL

10000 BC (Roland Emmerich, 2008)

Posted in Comentarios de pelis, Kawase-Emmerich by fuerzavital on enero 29, 2012

—-Borja Tundidor—-

“10000 BC” es una de esas películas que mi madre clasificaría como “entretenidas”. Algo así como la versión Disney de “Apocalypto”. Y puede entretener, pero hay que perdonarle muchos fallos que en conjunto hacen que la cinta chirríe hasta el hartazgo, la mayoría de ellos unidos en su afán por restarle credibilidad al marco histórico en que se desarrolla. Para empezar, las decisiones de casting en lo referente a la tribu protagonista, los Yagahl, son desafortunadas. Su protagonista es el guapo neoyorkino de las películas de siempre, solo que con rastas, un poco bronceado y acompañado de un par de secundarios half-americans de ojos rasgados. Esto choca aún más cuando pones a estos actores a trabajar delante de cromas que se antojan muy evidentes y roza la función de marionetas cuando adviertes que algunas de las voces están dobladas al propio inglés; como las del pequeño Baku, que quiere convertirse en cazador pero se parece más a un personaje fallido del más mediocre de los “Final Fantasy”. Ni que decir de cuando nuestra tribu amiga se mezcla, tras unas lunas de marcha a pie, con otros grupos de tez más negruzca y armaduras de caña y huesos, que son bienvenidos por otorgar más color al film pero que suponen demasiado contraste como para hacernos creer que todo marcha bien. Luego está el tema de las imágenes generadas por ordenador, ese mal al que nos hemos acostumbrado a pesar de llevar casi veinte años soñando con mecánicos como los de Jurassic Park, pero que pese a todo, suponen las partes más emocionantes e imaginativas del film, sin contar la contienda final en la que por fin se puede intuir algo de la sangre y crudeza que corresponderían a la época en la que nos encontramos. Pero si algo me ha sorprendido de esta película, y ojo, que aquí viene un spoiler de los gordos, es que los mamuts ayudaron a la construcción de las pirámides. Por un momento llegué a pensar que tal vez detrás de toda esta orquesta del mal estuviera Benjamin Linus ondeando con brutalidad la batuta que tantos pesares estaba llevando a los Yagahl y sus amigos, y aunque a pesar de que al desenlace no podamos reprocharle nada, pues es adecuado en tono y resolución, hubiese justificado muchas de las incongruencias por las que a los historiadores de pro y detractores de Iker Jiménez tanto les gusta batallar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: