FUERZA VITAL

PEAU D’ÂNE (Jacques Demy, 1970)

Posted in Comentarios de pelis, Disfraces Demenciales by fuerzavital on febrero 16, 2012

—-Cristina Ezquerra—-

¡Me ha tocado PEAU D´ANE! ¡Adoro el destino!

“Les Demoisselles du Rochefort”, 1967 (Jacques Demy) fue la única película que vi en la pasada edición del Festival de San Sebastián y justo en ese pase apareció -como la hada madrina de “Peau d´anee”- a presentarla la mismísima Catherine Deneuve. Apareció en plan fantasma, en la oscuridad de la sala. Tan rubia, tan espléndida y elegante. Tan mayor. Dios mío, es Catherine Deneuve aquí con todos nosotros.

Más tarde ví “Peau d´anee” y entendí por qué me gustan tanto los musicales. Las películas de Jacques Demy son como el mundo aparte apacible y colorista, con un gusto exquisito- es el toque afrancesado, todo hay que decirlo- de los musicales.

Y “Peau d´anee” es eso con taza y media de destellos, vestidos vaporosos, castillos de postal, fantasía con efectos de los 70 y bizcochos de amor que a la larga, no resultan muy empalagosos. “Bueno, ¡esa secuencia en la que Piel de asno se desdobla y prepara el pastel para el príncipe! Estuve tarareando “Gateau d´amour” varios días. ¡Qué sería de las películas de Jacques Demy sin sus pegadizas canciones…! Claro que eso es trabajo de Michel Legrand, que merece una mención aparte.”

Pero volviendo al tema.

El paraíso artificial de “Peau d´anee” resulta tan acogedor que os juro que hubiera usado el truco de Dick van Dyke en Mary Poppins para adentrarme en uno de sus fotogramas. Lástima que cojee un poco cuando parle le français.

No importa lo incestuosos que sean los cuentos de Perrault, ni las intenciones que en realidad oculta el hada madrina. La princesa ha pedido esta vez un vestido del color de la luna y eso acapara toda mi atención ahora. Wow, y lo han hecho. El sastre está que fuma en pipa.

La verdad es que el vestuario en esta peli es una cosa tremenda. Ella siempre está formidable. Aunque Catherine Deneuve se vista con la piel de asno sobre un camisón harapiento. Qué pelo tan largo. Qué bonito. Me encanta cuando está en la cabaña peinándolo en su improvisado tocador y el príncipe la mira desde lo alto de una ventana. Y justo hay unos destellos.

Es ñoño, cursi, lo que queráis. Mola.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: