FUERZA VITAL

SURF NAZIS MUST DIE (Peter George, 1987)

Posted in Comentarios de pelis, Disfraces Demenciales by fuerzavital on febrero 20, 2012

—-Marcos García-Ergüín—-

A la hora de estudiar una producción de TROMA, es necesario abandonar todos los conocimientos previos, las satisfacciones, decepciones y contenidos que se derivan de su carta de realizaciones. De hecho, aunque un servidor conocía la existencia de este film de Peter George, no había tenido la oportunidad de estudiar este trabajo de la satisfactoria década de 1.980. No obstante, como vengo anunciando, no resulta justo comparar esta realización con los dinosaurios de la productora estadounidense (Quizá la más conocida sea “THE TOXIC AVENGER / EL VENGADOR TÓXICO” -1.984-).

Ahora bien, el film de George, como todo trabajo, posee una serie de virtudes y debilidades que merecen nuestra atención. Para empezar, no estoy de acuerdo con algunas opiniones que circulan por la red cinematográfica. De hecho, muchas de ellas ensalzan la primera mitad del film, mientras que desechan e infravaloran la segunda mitad, porque, en su opinión, el film termina perdiendo fuerza e interés. Sin embargo, a mi juicio, veo unos primeros minutos potentes, con una carta de créditos con mucho ritmo y, además, una enciclopedia de recursos estilísticos y visuales arriesgados. Pero, no obstante, el metraje no tiene mucha lógica en el sentido del montaje y del desarrollo de las tensiones. Es más, parece como si tuviese toda una serie de piezas para desarrollar el argumento y no supiese colocarlas. Y es que, la introducción y el nudo parecen muy atropellados. Algo que, por otra parte, contrasta con el desarrollo del desenlace, que posee más tiempo y dilatación y más sentido estructural, argumental y visual. Por lo tanto, en mi opinión, la segunda mitad (en la que se concluye y se desarrolla la trama) es la que más ritmo (en el sentido musical y compositivo) posee.

Por otro lado, la primera parte se entretiene, atropelladamente, en presentarnos la geografía humana que esconden las playas de California tras un apocalíptico terremoto, el cual ha dejado en un estado anárquico la sociedad del medio oeste norteamericana. Aquí, destaca la apresurada acción y la sucesión de escenas sin conexión. Dicho de otra manera, el dominio y la superioridad física (y violenta) no están lo suficientemente justificadas frente a las otras bandas de surfistas (samuráis, snobs, etc). De hecho, el punto álgido y el catalizador argumental es el asesinato de Leroy. Un sujeto de raza negra con el que Adolf (el líder de los surfistas nazis) discute en la playa. ¿Por qué se convierte este momento en la clave del film? Porque es cuando la banda nazi pasa a exaltar la violencia extrema. O lo que es lo mismo, es el punto de inflexión que convierte a la banda de gamberros nazis en asesinos peligrosos.

De esta manera, la violencia sólo se desarrolla a partir de este punto, tanto frente al resto de las bandas como contra la madre de Leroy (que no cesa hasta saciar su venganza). Aunque, por contra, el film parece mantener una cierta distancia frente a los momentos de acción. El retrato que se hace de estas  secuencias suele ser bastante lejano. Es decir, durante la peleas de Adolf con Leroy y Mengele la visualización encuadra, en ambos casos, unos planos generales que nos impiden acercarnos a la situación. Además, cuando mueren algunos de los miembros de la banda (Mengele, Hook y Brutus) el montaje no nos permite ver la manera en que fallecen. Por lo tanto, aunque presenciamos la tragedia en varias escenas, ya sea con la muerte de Leroy (y su original montaje con la mezcla de diversos espacios temporales) o con la de algún miembro de las bandas rivales, sólo se espectaculariza con las dos muertes finales, las que se refieren a Adolf y su novia.

Como consecuencia, la dosis de violencia y sexo inherente a las producciones de TROMA, tarda en desarrollarse. Quizá, porque estamos ante un producto de adolescencia californiana con grandes dosis de surf y sancheski, que denota el mercado para el que se dirigió este estreno. No obstante, no hay que menospreciar el ejercicio visual que desarrolla la precipitada muerte de Leroy con el fondo mural de King Crimson, ni la incorporación gore que impregna los minutos finales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: