FUERZA VITAL

FLASH GORDON (Mike Hodges, 1980)

Posted in Comentarios de pelis, Disfraces Demenciales by fuerzavital on febrero 28, 2012

—-David Ontoria—-

Resulta inevitable ir con una bolsa bastante llena de prejuicios a la hora de ver Flash Gordon. A mí me habían hablado desde “súmmum de la space opera” hasta “despropósito kitsch que nunca debió ver la luz”. Como siempre, la opción intermedia se muestra más razonable. Flash Gordon no ha envejecido mal porque los efectos especiales ya eran paupérrimos para su época, con lo cual todos sus encantos y particularidades no han hecho más que potenciarse con el tiempo. El escaparate de vestidos interestelares parece sacado del Toys ‘r’ us mezclado con algunas ideas locas de Eiko Ishioka (diseñadora de vestuario de Tarsem Singh recientemente fallecida). Por haber hay hasta oompa-loompas…

Y a pesar de todo, nada es tan cutre como para desdeñar el conjunto por completo. Tanto el vestuario como los decorados son imaginativos y atractivos a la vista a pesar de lo camp. El director Mike Hodges imprime al film una puesta en escena ingeniosa y estilosos movimientos de cámara (la escena en la que los dos protagonistas duermen en la nave mientras vemos la tierra de fondo por una ventana tiene algo de magnético). Y aunque las interpretaciones no son de primera clase (Sam J. Jones, el protagonista, es un palo más inexpresivo que Mark Wahlberg) cumplen en general, destacando a un simpático Topol y la inolvidable (sobre)caracterización oriental de Max Von Sydow como Ming.

Hacia la mitad del metraje encontramos una escena genuina y tirando a… Sí, brillante. Los malos se disponen a borrar la memoria de Zarkov. Ve su vida pasar ante sus ojos; su esposa fallecida, sus ideas transgresoras (fotos de grandes líderes emparentados con animales), su travesía migratoria durante la guerra y finalmente, contempla su propio feto. Hay una extraña belleza en esta escena. Más tarde, cuando escapa de la prisión y resulta obvio que su memoria sigue intacta, Dale Arden le pregunta cómo ha conseguido preservarla, y este responde que estuvo recitando a Shakespeare, ecuaciones de Einstein y canciones de los Beatles. El conocimiento y la cultura como última salvación. ¿No es bonito?

Las no muy sutiles insinuaciones sexuales de Ornella Muti y su muy explotado sex appeal alejan a Flash Gordon de “una de fantasía para toda la familia” como pueda serlo Star Wars, pero en su lugar tiene el sense of wonder, la iconicidad nostálgica y a Queen. Lo indiscutible aquí es que Flash Gordon tiene toneladas de encanto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: