FUERZA VITAL

THE PRISONER OF ZENDA (Richard Quine, 1979)

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on marzo 14, 2012

—-Jorge Núñez—-

Extrañamente esta película es una absoluta maravilla. En su interior se respira lo crepuscular al mismo tiempo que exhala un aire familiar, hogareño y acogedor. Al lado del fuego, con las manitas calientes, una copa de ron con miel con leche con galletas. Lo han adaptado de la novela homónima, que ya fue llevada al cine otras veces, en concreto recordaba la protagonizada por Stewart Granger. En esta versión se recompone el concepto de “capa y espada” para recrear los huecos con comedia de la buena, de la clásica, de la lenta, de la obvia, de la que la cara de Peter Sellers lo dice todo. Es que su calavera es muy cavernosa. Es dulzura e incertidumbre. Algo sucio.

Hay varios impases, pero me vienen a la cabeza esos momentos dramáticos en los que la cámara salta por corte hacia un plano general del castillo Zenda, o del viejo molino. Regusto muy añejo, de esos tiempos de aventuras color verde vejiga. Con la vejiga me hago una cantimplora.

Es gracioso que casi no tenga momentos cómicos. Peter Sellers, que interpreta tres papeles (padre, hijo y hombre-cochero que se parece al hijo), es alguien muy quemado ya. A estas alturas de su vida -se murió un año después- su cansancio embadurna la película de Quine de algo muy sabroso. El paralelismo con algunos tics del cine de Mel Brooks, y sobretodo de esa gran parodia que es “Space Balls”, es patente. Las pausas, las miradas y los dobles sentidos de viejo verde. Humor muy grueso por el camino estrecho. En los bosques de alrededor de Zenda se respira un aire viciado mientras Quine llega a una perfección de filmar la escena. Propone unas perspectivas, unos ejes, malvados. Brutálicos. Las historietas como de bluegrass se producen simpáticas. Un día de sol. La alegría es tan grande como la tristeza y la sombra del guerrero (“Kagemusha”) con el tema del doble y la suplantación de personalidades se trata de manera directa. Lo demás que tenga que construir ya se construirá. Ahí fermenta y los enredos, muy tiernos y sencillos, muy previsibles, son una gran cosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: