FUERZA VITAL

SPECIES (Roger Donaldson, 1995)

Posted in Comentarios de pelis, Donaldson-Anderson by fuerzavital on abril 3, 2012

—-Maite Urrutia—-

Species. Primera parte.
Ben Kingsley y su equipo de científicos locos deciden mezclar ADN humano y alienígena, así sin más, para ver que sale. ¿Como los científicos de verdad, que le meten al tomate un gen de pescado, o uno de cerdo a la patata y ese tipo de atrocidades? Pues así. Por si la cosa se pone violenta (o sea, que algo se olía el Kingsley que aquello no podía  ser bueno) decide que sea mujer. No, si  ya se lo dice Michael Madsen, el guaperas que vive con su gato, que está visto que no conoce a las mujeres…

Species. Segunda parte.
En pocos días el experimento (adorable Michelle Williams), no pinta muy bien y hay que sacrificarlo. ¿Como las vacas esas que mutan y crecen malformaciones al inyectarles hormona del crecimiento modificada para que produzca más leche? Pues igual. Pero la fuerza alienígena no entiende de sexos y Michelle-Experimento escapa a pesar de los cientos de hombres que la persiguen con sus botas, metralletas y helicópteros.

Species. Tercera entrega.
Michelle-Experimento se atiborra a mouse de chocolate y en menos de lo que un tren  viaja de Utah a California ya esta lista para reproducirse, para lo cual adopta la forma de la bellísima Natasha Henstridge. La naturaleza es sabia aquí, y en Marte también.

Kingsley y su nuevo equipo caza-humano-alienígenas temen que la criatura consiga aparearse y la raza humana mute irreversiblemente. ¿Como cuándo las semillas transgénicas llegan a campos no transgénicos contaminando así las semillas nativas? Pues así de irreversiblemente.

Species. Cuarta y final. De momento
La bella criatura se pone de lo más fea. La madre preñada saca las uñas. Hay una persecución y alcantarillas. Muerte y vida. Violencia y suspense. Los supervivientes parten con la conciencia tranquila.  Pero no son omnipotentes y el ADN marciano ya ha llegado a las especies nativas. To be continued…

Y así fue cómo el hombre, en su idiotez más extrema, siguió jugando a ser Dios hasta acabar con la raza humana y demás seres vivos. (Por supuesto, salvo las ratas!)

El moto: mate with your own species.

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. unai said, on abril 3, 2012 at 11:37 am

    qué texto! olé!

  2. plumasucia said, on abril 9, 2012 at 12:44 am

    mola maitetxo!!buena analogía!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: