FUERZA VITAL

BAD LIEUTENANT (Abel Ferrara, 1992)

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on mayo 19, 2012

—-Jorge Núñez—-

La tensión de las dos orillas, arriba y abajo en la pantalla en el momento en que a Harvey Keitel –porque es Harvey Keitel- le inyectan heroína. La cámara no tiene que perder en el on a la aguja dentro del hombre pero en el viaje extrasensorial Harvey levanta la cabeza, estira el cuello. La cámara no pierde de vista la cara pero tampoco la aguja. Están los dos elementos en la misma imagen, en los bordes del plano. Son unos segundos de angustia que terminan cuando la aguja sale de la vena de Harvey. En ese instante la cámara se relaja y se centra en la cabeza del hombre. Ya está el Cine de nuevo. Algo que no podía pasar, van ganando por 3 a 0, él está bendecido, esquiva las balas y con la metáfora termina perdiendo 3 a 4. Es una metáfora que canaliza, o más bien, auxilia con otro punto de apoyo a la narración siempre líquida de Abel Ferrara. Recuerdo que él entiende el mundo que filma. Sí. Arcadi Ballester quiere hablar de las lágrimas de Harvey Keitel en “Bad lieutenant”. ¿Para pensar sobre expresar? ¿Para pagar una deuda multimillonaria? ¿Me estás diciendo que no puedo apostar más? Soy un poli, las series se juegan a siete partidos, ¡no a seis! Te pagaré, pero déjame apostar porque los Dodgers no pueden perder el siguiente partido, juegan en su casa. La casa que destroza Harvey el policía. Dejaré que la ciudad la dirija Christopher Walken, que el mejor club lo lleve Willem Dafoe y que la policía la organice Harvey Keitel. No se me olvida nada, creo. En ese posicionamiento está el contraplano de todo, el de un Jesús quieto y a contraluz pero con una herida hermosa. Solamente hace falta un contraplano para que el plano tenga sentido, pero quizá ni siquiera es necesario ese contraplano. La parte A construye a la parte B, en un diálogo de A a B. El error de “Bad lieutenant” es el subrayar ese contraplano, algo que no existe en “King of New York”, por eso la nieve es perfecta: se deshace y todo está igual. Arcadi nombra al gore. Ferrara aquí se repasó la línea de los ojos y la turbina del futuro generó la claridad promiscua de “The addiction” (Abel Ferrara, 1995). La filosofía barata no es como el gore barato. La pornografía barata tiene que ver, es redundante. Que algo sea barato significa que es de fácil acceso en conjunción con que está hecho con la materia mínima, no mala necesariamente. El gore y el porno es mostrar y exhibir, algo de recrearse en las superficies ya sean interiores, medias o exteriores. Ferrara tiene unas herramientas que le hacen llegar a los confines de lo porno, cuando éste deja de serlo. En ese amor del fin de la Cosa es de donde surge lo barato y hace que el porno evolucione con simpatía. No llega la filosofía a explicar nada sino que explica más bien todo, el Todo. “El Cine es el momento escrito de esa lengua natural y total que es la acción sobre la realidad” (“La experiencia herética”, Pier Paolo Pasolini, 1976). Es sabroso cómo Susan Sontag relaciona en cada línea de su escrito “La imaginación pornográfica” a la pornografía con el sistema de definiciones, de documentos, y cómo esto se va hacia la objetividad de la ciencia moral. También Salman Rushdie habla de ella como indicador de libertad de expresión. Es precisamente en esta desembocadura de expresión en que la pornografía ofrece sus duras características: un totalitarismo del on que niega cualquier dialéctica con el off… esa es su dialéctica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: