FUERZA VITAL

POST TENEBRAS LUX (Carlos Reygadas, 2012)

Posted in Comentarios de pelis, Festivales de cine by fuerzavital on septiembre 23, 2012

—-Jorge Núñez—-

La experiencia catalizadora de las ondas radiantes de Reygadas está totalmente en su última película “Post tenebras lux”. Compite en la sección Horizontes Latinos. No es hipnótica ni violenta -resuelve de manera acomodada ese disparo por la espalda a Juan-, nada de lo típico, digo gritando que es una gran película. A partir de los prados resonantes, las miradas de sus hijos, se desenvuelve una cotidianeidad burguesa mexicana con un nudo gordiano en la discusión nocturna entre Natalia y Juan. Los árboles les miran, Apichatpong Weerasethekul y la ciencia ficción de luz roja recorriendo un pasillo, de manera digital.

El apóstrofe, el añadido, el inserto y la ortopedia. Los cuatro elementos aparecen en una reunión en medio de un bosque mientras caen los altos árboles. Es un verdor y es la muerte. Reygadas no es por bloques pero en esta película cada bloque está visible y delimitado. El inserto se disfraza de ortopedia, el añadido de apóstrofe, los perros y la cara entre telares de “Puce moment” (Anger, 1949), todos se relacionan y se funden entre sí. Acaba la puta vida y esto sigue rodando.

Los márgenes literales de la imagen se anatomizan como márgenes literales de la imagen. Son herramientas del drama, de lo poético, y remarcan las salidas y entradas que cada objeto. Alguno se queda a medio camino entre el off y el on resultando un halo fantasmático que interroga precisamente al corte seco entre planos. Los insertos se despiertan sobresaltados y dudan de sí mismos. El hilo argumental sigue estando y se mancha con la sangre y lo bíblico. El maletín del Diablo que es la Pantera Rosa y un viaje tubular a lo que aflora desde lo Real de un niño ante la cámara. El juego divertido guisa el remolino apostrófico. Lo orbital es el tema al que no nunca se llega pero del que se toma la fuerza de continuar. Un pulso electromagnético del buen Cine que trata sobre energías. Ahí se mueve. Ahí lo tienes. Ahí acontece. Los relámpagos que nombran lo que está dentro de la pantalla otorgan una importancia a la dialéctica del borde de la imagen, aquel borde que es doble y cristalino, un borde que cita a lo limítrofe instantes después de que se suceda. El travelling lateral entre árboles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: