FUERZA VITAL

ICEBERG (Gabriel Velázquez, 2011)

Posted in Comentarios de pelis, Festivales de cine by fuerzavital on septiembre 24, 2012

—-Jorge Núñez—-

La sinceridad aparente que irradian tanto la película como su director es un empeño por ser aceptado en el, muchas veces tosco, mundo del cine alternativo español. Ayer se escuchó esta conversación entre el público y Gabriel Vázquez: – ¿Por qué has escogido este formato panorámico? -. – No sé, porque es el que daba la cámara RedOne, no tengo ni idea de esas cosas, es el que tenía esa cámara –. Así fue eso, me parece sensacional. La carne sobre el asador, cortar el bacalao, partir la pana, el dedo en la llaga. “Iceberg” tiene cosas grandiosas.

Existen en su transcurso escenas hermosas, otras fallidas, algunas macarras y varias desviaciones que en otros no se dan por el miedo a probar. Los desmenuzamientos de pescados son torpes, como los propios chavales que tienen una caseta al lado del río. Hay algo de lepra asquerosa, de nauseabundo en toda esa historia del dedo con el anillo comido por el perro y cagado y puesto en la mano del niño con la cicatriz gigante en la cabeza. Todo tiene una capa burda de postura. El cómo grabar esto o aquello es un abismo en la cabeza de Gabriel Velázquez. Las niñas suben las escaleras del cielo hacia una rave en un lugar abandonado. La noche no existe, es el negativo de la anterior película que vimos, “Gasolina”. La noche en “Iceberg” es la parte sumergida, allá donde está también el mundo de los mayores. Me da igual todo el rollo de la infancia y la experimentación con los animales. Hay unos bidones explotando con un líquido viscoso y blanco. Se repite la explosión. “Zabriskie Point” y “Crónica de un amor”. Entre esos puntos de Antonioni está por momentos el salmantino Gabriel Velázquez.

Se consigue un episodio absorbente: la secuencia de la piscina. La trabajada textura de una piscina de pueblo, con sus cristales empañados, los azules, la frialdad en relación con el cuerpo humano, la toalla, los labios secos del ensimismamiento en una situación de tensión. Pero no recuerdo bien cómo fue la posición de la cámara. Pienso en teleseries, en una ficción televisiva en el que no se la cuarta pared. No hay 360º. Where is it?

Las interpretaciones son bravas y costosas. En las caras se nota una tensión por no reírse, por no salirse del personaje. Aunque algún gesto del niño protagonista echa por tierra todo su trabajo actoral. El gesto en particular: percatarse de que el anillo se le ha caído al fondo de la piscina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: