FUERZA VITAL

POST TENEBRAS LUX (Carlos Reygadas, 2012)

Posted in Comentarios de pelis, Festivales de cine by fuerzavital on septiembre 26, 2012

—-David Feito—-

Hay una exaltación de la naturaleza que roza lo sublime desde la primera secuencia de la película. Y de repente la tormenta, lo negro. Y luego el diablo. Entre lo bello y lo siniestro. Hacia la absorción de las formas por esa energía oscura que es el cine. Se construye buscando un plus en la imagen que restalle en su propia materialidad, el ritmo interno de los planos devorando la narración. Hay un abismo que sentimos muy cerca, ya no solo en el cielo y en los árboles, en los perros, en las relaciones internas de los personajes… Es un abismo energético que pone en juego una dialéctica mortífera entre lo que está cerca y lo que permanece inaccesible, la imagen aurática directamente como punto de partida para cosernos a la superficie de la imagen.

Lo que acerca: la centralidad de los planos y su formato casi cuadrado, la belleza de las apariencias, la presencia de una abyección suave, un exceso que pone al deseo en alerta frente al agujero negro de lo Real. Lo que aleja: la patada intelectual, la discontinuidad  anclada en lo narrativo, el juego del despiste de los saltos temporales…Me pone nervioso  esa necesidad de Reygadas de tener que darle la vuelta a la tortilla constantemente, que el giro siempre se imponga desde la razón aunque sea para quebrarla. No hay respiro.

Reygadas utiliza una especie de filtro de desenfoque que afecta, de forma circular, a las partes más alejadas del centro del plano. Una transfiguración como la que también lleva a cabo Sokurov con sus espejos deformantes. El realismo se hace mágico y carnal, palpitante, no es espiritual como en el primer Sokurov, es más bien traumático. La imagen funciona como síntoma de algo que no tiene nombre pero sí una fuerte presencia que nos inquieta, como cuando alguien que no conoces te mira muy fijamente. Recuerdo que Pedro Costa decía que el cine de Buñuel era puro realismo. Reygadas sigue el mismo camino: realismo sublimado por lo Real… Hitchcock también…y Von Stroheim. Me gusta cuando un director engarza con el pasado y mira hacia el futuro. Un cine en que la imagen es más importante que la historia que se cuenta o, al menos, establece una dialéctica en la que cuesta diferenciar las partes del todo, una sensación de unidad punzante, de película bloque, de gran ficción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: