FUERZA VITAL

EXORCIST: THE BEGINNING (Renny Harlin, 2004)

Posted in -----REVISTAS FV-----, Comentarios de pelis, Renny Harlin by fuerzavital on enero 14, 2013

—-Víctor Rubio—-

Comencé con mal pie. En vez de la versión dirigida por Renny Harlin ví ‘la versión prohibida’ dirigida por Paul Schrader (guionista de “Taxi Driver”, “Toro Salvaje”…), cagada. No me gustó nada. Así que después de eso tenía que ver la versión de Harlin…

Si no sabéis porqué existen 2 versiones de la misma película os lo explico: los productores encargaron a Paul Schrader hacer una precuela del Exorcista, una versión que no les gustó así que llamaron a Renny Harlin para que la rehiciera de forma más atractiva para el público. Después del estreno de la versión de Harlin, que pasó sin pena ni gloria, Schrader ganó un juicio para poder estrenar su versión que salió directamente en dvd bajo el nombre de “El Exorcista: El comienzo -la versión prohibida-” (no podía tener un nombre más adecuado).

Ninguna de las dos es una buena película pero he disfrutado el entretenido juego de compararlas. Las situaciones son parecidas, los decorados, los actores, pero existen diferencias curiosas.

Hay que decir que ‘la versión prohibida’ tuvo mejor acogida que la de Harlin, no lo entiendo mucho. La versión de Schrader parece hecha en los 90, no tiene muchos artificios y los que tiene son muy de cartón piedra. Técnicamente deja un poco que desear. Harlin, sin embargo, aporta un poco de contemporaneidad a su versión. Su película es más atroz, más salvaje y su fotografía e iluminación son mucho mejores. Técnicamente está mucho más elaborada. Sus personajes tienen más matices, son más complejos. Por lo menos Merrin no está toda la película con la misma cara de mustio como lo está en la versión de Schrader.

La película va de la crisis de fe del padre Merrin y de cómo la recupera al tener que enfrentarse al maligno. Suerte que Dios es misericordioso porque otro le hubiera mandado a freír espárragos al sentirse así de utilizado.

El Cairo, 1949. Una caja de Pandora en forma de iglesia enterrada desata el mal que hay en su interior. Todo se precipita: fieras enloquecidas, ataques, posesiones, nacimientos de niños muertos pero los indígenas ya se lo temían. ¿Qué les vas a contar a ellos?

El mal busca un cuerpo donde alojarse y lo encuentra (de eso van todas las del Exorcista ¿no?).

Situaciones inquietantes y con sustos sonoros. Asusta más el volumen que el hecho.

Vemos un exorcismo puro, el exorcismo tribal, pero Lucifer gana.

Merrin ve que tiene que espabilarse, comienza a creer en Dios de nuevo y se hace con su kit de Exorcista. Tal cual.

El Maligno cuestiona la fe de Merrin (clásico) y para eso le construye un pasaje del terror en un túnel, un túnel que es la cama de Friedkin. Un exorcismo de combate. Lucifer viene corriendo, uff.

Esta precuela es un chiste. Recuerdo que viendo la de Friedkin, que considero brillante, empatizabas con Reagan y su familia y sufrías la situación. El mal rollo que se creaba en la casa era pura magia. El diablo daba miedo sólo conversando. En la película de Harlin, el diablo se convierte en un payasito, en un títere ridículo. Hay que decir que ésta cuenta también con trucos de contorsionismo propios de “El Exorcista” de Friedkin pero la línea entre eso y la risa es tan fina…

Merrin recupera su fe, su alzacuellos y se va caminando hacia el croma. Cuéntame otra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: