FUERZA VITAL

THE ADVENTURES OF FORD FAIRLANE (Renny Harlin, 1990)

Posted in Comentarios de pelis, Renny Harlin by fuerzavital on enero 16, 2013

—-Guillermo Moracia—-

Cuando estaba en el último año de facultad se formó un pequeño debate en mi clase acerca de un videoclip de punk rock, cuál era el interés de su bagaje artístico y si podía (o no) considerarse arte contemporáneo. Fue como esas preguntas de los exámenes, justifica tu respuesta. Para la profesora el vídeo de marras era cuestionable desde un punto de vista creativo y llevaba bastante razón; también cuestionó el formato de vídeo musical argumentando que estaba más cerca de la publicidad que del arte contemporáneo, teniendo razón a medias (si el vídeo pertenece a Madonna o Lady Gaga se cuelga en cualquier museo sin rubor alguno) y finalizó su intervención perdiéndola y afirmando que el punk, si bien había sido un movimiento popular, no significó una ruptura total con el rock and roll y que, además, se había convertido en algo pasado de moda, en un ente cercenador de libertad y culpable de lamentables conductas machistas. De estúpidos y malnacidos el mundo está lleno y el punk no se libra de la reproducción de ciertos patrones de conducta cavernarios, pero de ahí a decir que en líneas generales se trata de una subcultura transitada por reaccionarios machos alfa, hay dos o tres mundos. La reté entonces a que me enumerara cuatro o cinco féminas que tocaran algún instrumento clásico del rock (guitarra, bajo o batería) antes de 1975. Y no valen las Runnaways, un experimente de estudio que tiene de auténtico lo que yo de sacerdote ortodoxo. Tampoco aceptamos solistas; hay mujeres cantando desde que el mundo es mundo. Sencillo, una tía con una guitarra eléctrica, ya nos entendemos; del lado del emisor, fuera del papel de fan desmayada por la testosterona rockera. No salen muchas. No digo que no las hubiera, sino que han trascendido poco o no eran muy habituales. Yo recuerdo a Wanda Jackson y después tengo que ponerme a pensar, tampoco soy un experto en la materia. Es evidente que la primera democratización de la música pop/rock llega con el punk. Obviar todo los conceptos de la música y la manera de hacerla desde entonces es sencillamente estúpido. Casi suspendo y todavía sigo esperando la respuesta de la profesora; mientras tanto ha llegado Ford Fairlane y me ha hecho recordar todo esto no sé muy bien por qué; el cerebro es un caprichoso desconocido y en Fuerza Vital me van a crujir porque casi no he hablado de la película.

Ford Fairlane es el detective rocanrolero, alter ego del rock en supuesto peligro por el tecno, su enemigo fatal, en el cambio de década de los ochenta a los noventa. Paradigma de arrogancia rockera de baja intensidad, del sex, drugs and rock and roll sin sexo y sólo con cigarrillos. Rock hay, de hecho, es lo único que hay. La verdad es que vista hoy (hacía mucho de la última vez) parece un enorme y viejo dinosaurio desdentado; te inspira cariño y cierta compasión aunque sabes que, en su juventud, ese mismo bicho te hubiera arrancado la cabeza de un mordisco. Todo en la película da un poco de vergüenza ajena si te paras a pensarlo así que otorgo a Renny Harlin el mérito de dirigir acertadamente tal payasada. Es verdad que posee un aura de mediocridad que la hace reivindicable. También me ocurre con otro clásico del cine rocanrolero, la demencial Al estilo americanoRiders of the storm– (Maurice Phillips, 1986) donde la tripulación de un bombardero del ejército estadounidense se niega a aterrizar tras volver de la guerra de Vietnam decidiendo pelear contra las políticas de la Casa Blanca. Al menos esta última es más subversiva. Un amigo mío lo resume de esta manera: la peor película del mundo con el mejor argumento del mundo. Pero volvamos a Ford Fairlane, que también es subversivo a su forma. Pelea por los derechos de autor y para que la creatividad de los músicos no sea coartada. Lucha contra el mal del rock. He leído que en su día suscitó polémica debido a las actitudes machistas de Ford. No sé. Parece demasiado cutre como para ofender a nadie, su humor es tan mono-neuronal que parece inofensivo. La visión del rockero de toda la vida  a punto de extinguirse resulta, en cierta medida, atractiva. El punk ya lo mató en el 77 pero aún así se resiste a morir, sin saber que está a punto de ser asesinado por el grunge dentro de poco tiempo. En Suecia, que es un país muy avanzado que entiende a todas las sensibilidades, ya están legislando para frenar la posible extinción de la raza rockera. La noticia ya tiene unos años pero yo la guardo como preciado tesoro. A un joven le conceden un subsidio porque solo puede escuchar heavy-metal, en lo que ya se conoce como subsidio rockero. Y es que hay que cuidarse; una indigestión de baladas heavys puede ser mortal.

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Pernan said, on enero 16, 2013 at 10:50 am

    Buenísimo texto y buenísimas ideas! Thanks!

  2. incitatus said, on enero 16, 2013 at 2:37 pm

    Muchas Gracias Pernan!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: