FUERZA VITAL

CLIFFHANGER (Renny Harlin, 1993)

Posted in Comentarios de pelis, Renny Harlin by fuerzavital on enero 28, 2013

—-Germán Piqueras—-

Alpinismo, disparos, montañas, balas, maletines con millones de dólares, hermosas vistas noventeras, sabor VHS.

De inicio perturbador, prometedor, visceral y directo. Harlin cae demasiado pronto, quizás pensando más en qué quiere el público como masa y no en lo que quieren los individuos que van al cine a emocionarse, en la comercialidad banal y soporífera, aunque esto último no tanto ya que, el tedio solo dura 100 minutos, gran acierto. Uno de los pocos. Como decía, el inicio, junto  al final, son los dos mejores momentos del film, pues, en ambos se entiende el por qué del título y en ambos reina la tensión con Stallone como héroe total, aunque no llegando ni de lejos a la sombra del talón del Potro Italiano.

El casi inexistente drama emocional del film sucede en la primera media hora, en momentos muy determinados, que no determinantes, y también con Stallone como estandarte, al sentirse culpable de la terrible muerte, una de las más impactantes del cine de acción de los años 90, que se da nada más comenzar el largometraje. Con esa culpa vive nuestro amigo durante toda la película y es ella el motor que le hace regresar a las montañas para salvar el mundo.

Es cine de acción, pero no por los cuatro costados, es más, diría que solo por uno. La acción como acción, curiosa tautología ya que, tanto el guión, como la BSO (aunque ésta no es tan despreciable), como la fotografía, como las actuaciones e incluso la dirección parecen, casi, inexistentes. Al menos, si nuestro baremo es la calidad. Como acción por acción funciona extremadamente bien e incluso encontramos un fabuloso guiño a Alfred Hitchcock (“Con la muerte en los talones”, 1959), concretamente a ese Cary Grant postmoderno que es Sylvester Stallone en los fotogramas finales de la película, esquivando el vuelo, ávido de muerte, de un helicóptero que nos hace aumentar, de manera considerable, los latidos del corazón.

“El año que viene vamos a la playa”, proclama Stallone al final, tras haber salvado al mundo en la cima de una montaña. Hubiera sido mejor que hubieran ido ese mismo año, al menos así, la película tendría ese pelín de sexo que los españoles echamos tanto de menos cuando no se da. Porque la combinación Stallone, playa, Harlin, traería sexo a buen seguro. Además de emoción made in VHS, que a veces, es necesaria.

Una película para nostálgicos. Para esa clase de nostálgicos que echa de menos una película mala de los 90… porque en los 90 hasta una peli mala tenía algo de especial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: