FUERZA VITAL

THE BLACKOUT (Abel Ferrara, 1997)

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on febrero 20, 2013

—-Jorge Núñez—-

La inercia y la alimentación de las satisfacciones veloces. Lo imperante que por sobresaltos consigue llegar al lugar no deseado pero taaaaaan jugoso que da no exactamente gusto sino gozo. Hacerlo. Sigue así. El Hombre Máquina. La extensión del cyber-punk vital. La leyenda de Orfeo, Caronte y Eurídice que Ferrara no usa como punto de apoyo sino como punto futuro de comunión entre los humanos. En una piscina dorada de anguilas. Aceite. Y lo que tiene “The blackout” es que no se construye desde la fisura sino que se empieza con un becerro de oro intocable y sólido para después partir en fuga caótica hacia la Verdad. El vehículo ha sido la fuerza del deseo ciego. Todo lo que se murió por el camino deja un poso amargo: la película coja y cuadrada. El redondel al que siempre se aspira pero que mata toda expresión útil. Si hubiera sido una película redonda no tendría la fuerza necesaria para poner sobre la mesa precisamente todas las fallas en la memoria. Y la memoria es aquello que responde al cuento, al verbo contar. Con los vacíos en el contar se reproducen técnicas ultra-sensoriales que logran alcanzar oscuridades importantes, estratos de la materia, los sueños, la imaginación, el hacer, de nuevo. Porque no es otra cosa que hacer cine, resultando después unas imágenes compuestas. Las potencias y los hechos, ofrecen pequeñitas explosiones de diálogo cálido. Lo que pudo ser, lo que es, lo que se ve, lo que se oye, lo que cuenta, lo que no cuenta. Así la cámara enfoca hacia aquí y la imagen se comprime en fuga central. El coyote ha caído por el precipicio y su grito hace unos ecos muy bonitos.

Se trata de nuevo del material filmado, del material grabado y del material escrito. También están los actores y las actrices. Son direcciones de sabor y olor. Las soluciones de los estallidos después en la fase arcaica del montaje. Los descartes que no existen, los fundidos certeros como nunca. La película sudorosa (parafraseando un título de una película de David Domingo). Una celebración de una experiencia que no se oculta ni se lame ni se limpia ni se embadurna sino que SE OFRECE al espectador mediante sus escalones fuertotes, a través de sus camelados caminos sin parangón. Nos queda aún el tortuoso regreso al Cine de los demás, después de ver una película de Abel Ferrara.

La intersección en un fundido donde no hay dos imágenes sino que hay una, o quizás tres, es un caldo de cultivo de todo discurso esquivo consigo mismo. Ahí estamos, la cara desfigurada y las memorias olvidadas a saltos que son la fuerza en donde no hay. Una remanencia de lo todopoderoso y conflictivo. Dennis Hopper es él mismo. Su mirada se retuerce en Matty. Beatrice Dalle ante la cámara, toda su experiencia, con todos como iguales. No hay delante ni detrás de la cámara. El círculo de sangre es poder, son amigos. Película excelente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: