FUERZA VITAL

EL PISITO ( Marco Ferreri / Isidoro M. Ferry, 1959)

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on mayo 21, 2013

—-Guillermo Moracia—-

Las manadas de niños mal vestidos jugando en descampados son una de las imágenes más arquetípicas del subdesarrollo. Creo que la cantidad de niños que aparecen en el encuadre de una cámara de vídeo es directamente proporcional a la riqueza del país, región o ciudad. Cuantos más se apelotonen frente al objetivo, más pobres son. Desde que observo la pobreza a través de este prisma audiovisual y a pesar de ser un argumento no exento de frivolidad, aseguro que esta ley se cumple de manera casi matemática. Vean las fotos antiguas, los documentos cinematográficos ancestrales; siempre están ahí, los niños, frente a la novedad total del camarógrafo que quiere grabarles, que se interesa por lo que ocurre en el mundo de los solares abandonados en nuevas extremidades urbanas. Ahora que la tecnología permite realizar fotografías de calidad más que aceptable con los teléfonos móviles, todo ha cambiado de manera drástica. Ya nadie se sorprende de presenciar a una cámara grabando cualquier cosa. Ahora nada provoca aglomeraciones en plano si exceptuamos las victorias de los equipos de fútbol, los gordos de Navidad o la exaltación de la embriaguez y las drogas en Callejeros (http://www.youtube.com/watch?v=3lGz1GmXS-k). Por lo menos en este último caso no abundan los niños.

En el barrio donde vive Rodolfo, cerca de su pisito, hay muchos descampados y muchos niños, porque en los años cincuenta, España era uno de los países con más niños por descampado o solares mugrientos per cápita, o lo que es lo mismo, un país subdesarrollado. Podría tratarse de El Sentido de la Vida de los Monty Python; Yorkshire, Inglaterra, el Tercer Mundo (http://www.youtube.com/watch?v=ptTwi6-ii-s). Son los albores del desarrollismo y la antigua movilidad exterior, los tiempos del realquiler, de varias familias en un mismo piso, del siglo XIX que dura hasta 1975. Es posible que tantos años de estrechez inmobiliaria haya sembrado el germen de no se es nada hasta que no se posee algo. La comparación con la actualidad es tan fácil como sumar dos y dos. Las dos españas se dividen entre propietarios y los demás; la mayor diferencia con aquellos maravillosos cincuenta se produce en la metáfora global de nuestro tiempo; el concepto de las dos españas se ha importado y ahora lo podemos observar en diferentes latitudes. Están los compatriotas que hacen turismo y los compatriotas que les sirven, pero todo fuera de aquí, a muchos kilómetros. ¿No es maravilloso? El país se ha dividido en el extranjero entre quienes sirven copas y quienes se las beben.

Tengo entendido que una de las aficiones de Ferreri y Azcona consistía en recorrer Madrid por las mañanas; tomaban el metro o el tranvía, acudían a tabernas, quioscos de prensa, tiendas de todo tipo o se sentaban en un banco en plena calle, a ver pasar la vida. Allí se empaparon de cómo hablaba esa España depauperada. Esto puede parecer una simple anécdota sin importancia pero no lo es. Azcona puso voz a ese mundo pasado, lo dotó de gran inteligencia creando un costumbrismo popular bajo el que fluían ríos de sosa cáustica y manantiales de irreverencia sádica. El pisito es una película sobre la pobreza y sus consecuencias. Un retrato perfecto del país servil que fuimos y somos. De la pela entre iguales. Además logró la cosa más difícil de todas; hoy no hay nadie que no piense que en los años cincuenta no se hablara de esa forma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: