FUERZA VITAL

HOBO WITH A SHOTGUN (Jason Eisener, 2011)

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on noviembre 29, 2013

—-Jorge Núñez—-

Hace unos días vi el capítulo que hizo Jason Eisener para la película grupal “V/H/S/2”. La abducción alienígena vista desde la visión de un perro me dejó anonadado. Los haces de luz estaban ahí para rayar mis globos oculares de ciencia-ficción. Después quería ver más películas de Eisener. El paisaje pop está echado. El vientre se tensa hasta no dejar pasar el aire por entre tu espalda y el suelo. Yacer en el suelo. Tumbarse en el asfalto para sentir los latidos de la música de John Carpenter o similar. Eisener propone una ristra de disfraces y “Hobo with a shotgun” se disfruta deliciosamente, dejándome llevar por los confines de las coloridas luces y los chorros de sangre vacíos. Este film ahonda en la sangre como residuo de lo vaciado, el rastro pétreo de la oscuridad carmesí. Vagar por las calles como Bruce Springsteen en Philadelphia, pero en Nueva Escocia, y ver una ciudad ajena convertida en bazofia, scum, deja un reflejo en los ojos del vagabundo que veo un re-reflejo en “They live!” de Carpenter. La mezcla alcanza cotas apoteósicas nada más empezar tratando manjares de marca Troma hasta llegar al explotation más sagrado como fueron las copias cruentas a “Mad Max”.

El presente está en “Hobo with a shotgun” y no hay quién le pare. El producto de entretenimiento está fabulosamente nivelado. El hogar de Abby se convierte en el lugar de Hobo aunque levantando la alfombra aparezca una garra de oso, con la familia oso, el osito, la sopa en la mesa y la sangre fresca manchando toda una sudadera meta-osezna. Las ráfagas de cine de acción se sirven a trompicones, dejando la efectividad para otras películas, y construyendo desde lo artesanal un film rebosante de desesperanza. El cine vibrante es un cauce. Pasa ahí delante. Las muertes, las frases, el malo y sus dos hijos… todos son fruto de una cultura pop de lo visual. Las arrugas se convocan a sí mismas, y los larguiruchos se miran a cámara. Los ecos resonantes en esta fábula apocalíptica de redención se escuchan saturados, aunque ciertamente el volumen no es tal. Es una masa, de cantidad, esmeralda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: