FUERZA VITAL

HERE COMES THE BOOM (Frank Coraci, 2012)

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on diciembre 16, 2013

—-Félix Pumares—-

Peso pesado es el título que recibió en España esta película protagonizada por Kevin James. Reírse de los gordos no solamente es políticamente correcto y está bien visto, sino que debería desgravar en la declaración de la renta.

Con Kevin James tuve un mal inicio de relación: tras ver Superpoli de centro comercial estuve al borde del suicidio. Antes de dicho engendro ya había visto 50 primeras citas y Hitch. Especialista en ligues, pero supongo que tenía papeles pequeños. Os declaro marido y marido y Zohan. Licencia para peinar las vi después del engendro del segurata del centro comercial. Y en pelis posteriores como Niños grandes y ¡Qué dilema! ni me agradó, ni me desagradó, aunque no fueron pelis que me gustaran especialmente. Peso pesado me ha gustado un poco más.

James interpreta a Scott Voss, un profesor de instituto que acaba metido en combates de Artes Marciales Mixtas para salvar algo que importa a poca gente: el programa de Música del instituto.

Había visto el tráiler antes que la película, así que ya sabía dónde me metía. La cosa es que al empezar la peli, con los trofeos de lucha libre obtenidos por el personaje de Kevin James, ya creí que fuera posible todo lo que iba a ver a continuación.

Cuando se proclama defensor de la causa perdida, vemos la admiración por tan bella acción que siente Dulcinea del, perdón, el personaje de Salma Hayek. Se me ha ido un poco la olla, me he vuelto loco porque estoy leyendo un libro sobre el Quijote y el cine. No quiero decir que James interprete una versión moderna del Quijote. Los gigantes con los que lucha Scott Voss son muy reales; el personaje de Henry Winkler se acercaría más al de Alonso Quijano.

Adonde quiero llegar es que pensaba que la peli iba a seguir el típico esquema “lo hago para ligarme a la chica”. Pero no; lo hace porque tiene un buen corazón. Lo hace porque es un hombre de palabra.

El profesor que interpreta James nos enseña con el ejemplo. Sus acciones se ganan la admiración de todos/as (Hayek, sus alumnos/as del instituto, sus otros/as alumnos/as, sus amigos/as, nosotros/as…). La lección que clausura la gran enseñanza de esta película no la dará en un aula, sino en un ring de Las Vegas.

Es una película con mensaje, con moraleja; algunos pensarán que cursi, infantil… Se parece a Los becarios (Shawn Levy, 2013) en ese sentido (las he visto casi seguidas). Unas moralejas que no está de más recordar de vez en cuando, sobre todo en estos tiempos en los que cada uno/a centra la atención en su propio ombligo pero espera que los/as demás no lo hagan (actitud mucho más infantil, aunque se piense lo contrario).

Miro mi ombligo, ahora literalmente. No estoy gordo, por lo que me río de los/as que sí lo están. Pero cuando yo engordo… no me gusta que los demás se rían de mí.

http://farm8.staticflickr.com/7306/11342070593_8d37dec795_o.jpg

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: