FUERZA VITAL

CABEZA DE RATÓN (Ivo Aichenbaum, 2013)

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on enero 7, 2014

—-Jorge Núñez—-

Ivo Aichenbaum, la película, la imagen-sonido, regresa a Río Gallegos. Allí se encuentra con un escenario lleno de humo, luces de colores, el micrófono cerrado, una altura insalvable, tela negra, la punta de un iceberg. Roza su dedo con el hielo, y justo en el instante antes de que se le quede pegado para siempre forever, lo aparta y se lo mete en la boca. Con la lengua lo calienta. Es su dedo. Durante aquel tiempo, Ivo estuvo tomando algo con sus amigos, haciendo algún reportaje de bodas y rescatando de la videoteca del ayuntamiento un viejo video sobre aquel mismo lugar: Río Gallegos (Argentina). De nuevo el lugar es aquel que recoge la embriaguez del cineasta. Amor tormentoso terminado y el sabor a regaliz y a ajo. Gorgoteo de black metal. ¿Cómo hacer una película a partir de un batería que tocaba en un grupo black metal llamado Psycho Clown? El cineasta era el cantante de aquel grupo. El batería se llamaba Pablo y se suicidó hace poco, justo antes de que Ivo empezara a hacer esta película. Aquí está esa herida del drama que traspasa la pantalla. Es justo aquello lo que engarza, y así la música black metal se desplaza por la película entre aniquilación de la asociación entre imagen y sonido y la evaporación del objetivo primordial no grabado (véase la secuencia del público en un concierto). Estos son Cannibal Corpse, y se nombran en “Cabeza de ratón” http://www.youtube.com/watch?v=dcBYRuFVkXY

En este videoclip las luces están detrás de ellas. El humo se presencia. La fuga que hace avanzar a todo esto se hace cuerpo.

La metáfora del título de la película de Ivo Aichenbaum es horripilante. En general las metáforas son kitsch. En la decepción de todo el trayecto de “Cabeza de ratón” reside precisamente su trayecto retrógrado, de un tipo de cine que surge de una supuesta exhibición del corazón. Tiene derivas del collage que son interesantes, surgidas de ese latir en la línea de tiempo digital, es decir, en el ordenador, donde se edita una película usualmente, ahí reside el peligro de las concesiones a un ritmo recortado. Pero para nada tengo razón. He visto en esta película tiempos desarrollados de manera libre./////////

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: