FUERZA VITAL

NYMPHOMANIAC PART I (Lars Von Trier, 2013)

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on enero 15, 2014

—-Jorge Núñez—-

Permítanme -dijo con voz clara nuestro amigo Lars – que me refiera al capítulo del hospital en blanco y negro. El título va en letras rojas y también en este capítulo aparece el fresno y su luz negra. Antes de empezar esta película vi Performance (1968) de Nicolas Roeg y Donald Cammell. Esta misma conversación se relaciona de manera afrodita con el texto anterior de este blog -y se sentó de lado en la mesa -.

Así que ese capítulo en blanco y negro es algo incógnito. Su potencia reside en la convención de la escena con enfermo en el hospital, visitado por su hija. De nuevo Lars vuelve sobre su filmografía, hasta Epidemic (1987) ni más ni menos, y es allí donde construye un brazo-prolongación. La articulación por/desde el plano que abre este capítulo (aquel que es el cuerpo de la hija de espaldas andando hacia el hospital) ya conjuga una exaltación hacia el cine de misterio clásico. Se ve el futuro, se ve la desgracia, me imagino su enfermedad, será la más cruel de todas, pero no lo sé con certeza. Ese espacio de incógnita es el impulsor de los sobresaltos. La actuación relajada de Christian Slater sobrecoge, e incluso llega a los extremos del planteamiento cuando su cama rebosa excrementos y orines. Lo literal es manejado por Von Trier de manera jugosa. Siempre. Lo mismo que las constantes metáforas superficiales con el mundo de la pesca. La cosa se subraya aparentemente, para dejar entrever lo que me interesa:

  • En el anterior texto era Tras el doblez pienso en esa fina sombra que oculta medio cuadro, en una habitación que preparo para la próxima película de Lars Von Trier, Nymphomaniac (2013). Y se recompone todo el Cine.

La concurrencia del cuentacuentos hace que esta película sea un pastel empalagoso, aunque no está seco. Es un pastel corpulento, pero tiene sus partes, sus metáforas, esta misma no está en la película. Aunque sí que hay mención al tenedor de postre que es una mezcla de cuchillo y tenedor. Ternura y salitre pegada. La estética en Lars Von Trier es caprichosa, y aquí rebasa su feísmo para de verdad conseguir imágenes directas. Las siluetas graban ascos. Los esquemas graban todo en su estructura, pero como esquemas sin relleno. Había números, signos de suma y resultado, líneas, flechas, zooms de vídeos corporativos, resoluciones de vídeos institucionales. La institución siendo utilizada por el director danés. Esta es la clave de su filmografía: es empresa que utiliza multinacionales, el cerebro colectivo: la bebida refrescante, el desayuno, la gasolina, el banco, el mueble, el portátil, el móvil, las zapatillas de deporte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: