FUERZA VITAL

INSIDIOUS: CHAPTER 2 (James Wan, 2013)

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on agosto 20, 2014

—-Jorge Núñez—-

A través del vidrio rojo la luz entra en la casa y envuelve toda la barandilla de la escalera con un tono grosella que despierta a los fantasmas del cine clásico de casas encantadas, casas fantasmagóricas, casas endemoniadas, casas embrujadas, casas malditas, casas misteriosas, casas hechizadas, casas que son la puerta hacia otras dimensiones. La película de James Wan continúa donde dejó Insidious (2010) el mismo director. La parafernalia mecánica sigue siendo la misma, consistiendo en una serie de sustos acompañados por un golpe en la banda sonora. El golpe sonoro y el visual son coincidentes, constantemente, y esta incidencia se convierte en exploración infinita, aunque también monótona. James Wan recupera la apuesta que hicieron Zemeckis y compañia por remanejar los elementos del terror usados en los años 60 por William Castle, proponiendo un relanzamiento aunque vestido con el tono de terror indie norteamericano de la escuela Ti West, Adam Wingard, Oren Peli, etc. Hay un gusto por las casas y por las leyendas clásicas pero puestas en escena de manera que se combina la ortodoxia del plano-contraplano con devaneos más descuidados. Este planteamiento conforma unos espacios en los que aparecen y desaparecen formas terroríficas, al mismo tiempo que da pie a que los intérpretes tengan tiempo para expresarse ante el objetivo. Vemos las esperas y vemos los sustos, en un timing de cine clásico. Es un terror eléctrico donde los monstruos están maquillados de muertos pero sin sangre, siempre hay vestuario de época y lo fílmico es mayormente también clásico. La heterodoxia no existe ya que el terror donde funciona es cuando hace un enlace bien estudiado con el espectador. La película debe contener toda la sabiduría del espectador y devolvérsela reconfigurada, en su idioma, pero sorprendente. No interesan las miradas ni la psicología de los personajes, interesan los pasillos y lo que puede aparecer al fondo. No me refiero a Kubrick, es más algo en relación a la luz, la intermitencia de ella y los fundidos en perspectiva. Así, lo que impulsa que el niño rubio sufra acontecimientos es su posición en la cama frente al armario mientras que su hermano no tiene una posición frontal sino lateral con lo que no ve los sucesos. Estar de frente al monolito oscuro e infinito hace que sucedan cosas espeluznantes producidas por el cine de terror. De nuevo tiene que ver con los espacios, los cuáles son tanto material como herramienta y técnica.

El vidrio rojo se aprecia tanto en el interior de la casa como desde el exterior. Es la boca en llamas, el portal incrustado en la casa perturbadora. No se trata de pasar a través del portal sino que este ha creado una esfera que acoge toda la construcción. La puerta roja metálica es el timbre, el felpudo y el material con el que se ha hecho el gran título Insidious.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: