FUERZA VITAL

TEENAGE CAVEMAN (Larry Clark, 2002)

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on septiembre 3, 2014

—-Jorge Núñez—-

Hombre. Cueva. Edad. Joven. Larry Clark, para mi afortunado asombro, es el mismo director de Kids (1995), Ken Park (2002) o Wassup Rockers (2005). Se funde con Gus Van Sant en un sutil disfraz azucarado en el que su Cine se amolda a normas silenciosas, recorre apuestas arriesgadas pero se apuntalan de manera suave. Es un cine de autor soft. Los desenfoques que rodean a los personajes se siguen de manera emotiva siempre con un movimiento de cámara dudoso. La postura es incierta, y durante todo el metraje de Teenage caveman se atiende a las vicisitudes de un telefilme de género slasher futurista con muy pocos medios económicos pero con un elenco de jóvenes actores que dan la talla en sus estereotipos no tan estereotipados. Todo hace pensar en ello, pero la gran actuación de Richard Hillman, hace de la película una composición vigorosa. Tiene las fugas de la adolescencia, de las contradicciones, el sabor dubitativo del amor. El objetivo se humedece porque está enamorado, y el guión se ejecuta con acierto y buen ritmo haciendo que el drama enganche. Ya estoy dentro del frío barracón entre jacuzzis, zumos y orgías. ¡Que ardan las cuevas! ¡Que arda mi anterior modo de vida! Entorno los ojos y veo a una puesta en escena tipo John Carpenter “entre-muros”, remezclada con una gran influencia de la saga de Viernes 13, y en especial su décima parte Jason X (James Isaac, 2001), en la que todo transcurre dentro de una nave espacial. Las paredes del bunker se funden con las pieles de los chicos y las luces del futuro o futuribles se adentran en sí mismas para que la flotación aparezca. Que todo se realce. El alzamiento de una nueva era en la que ya no hay posicionamiento con la naturaleza (ni dominada ni dominante) sino que por nuestra sangre corre un gran potenciador de los sentidos para ser uno con la vida. Nada de moralinas ni condenaciones. Teenage caveman es un producto de Creature Features con el gran productor Samuel Z. Arkoff y su hijo a la cabeza. Fabricantes de subproductos (Samuel desde los años 50), confeccionan de manera acertada esta singular película, la cuál destila unos vapores estupendos. La fuga se produce hacia las metáforas, las enfermedades venéreas… mirando la biografía de Richard Hillman murió en el 2009 a causa del Sida. Esta es su película para la eternidad. Hay que conservarla y recordarla. No puedo olvidarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: