FUERZA VITAL

SUPERMAN IV: THE QUEST FOR PEACE (Sidney J. Furie, 1987)

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on abril 22, 2015

—-Jorge Núñez—-

Es la película de Superman que hizo la Cannon, lo que supuso una gran dosis de acartonamiento y exageración de todo la parafernalia que era ya de por sí el ente Superman. La Cannon ahora está de moda gracias a varios documentales y al revival del coleccionismo VHS. Básicamente eran dos productores israelíes, Golan y Globus, que hacían negocio con las películas en las años 80. Produjeron un montón de películas de Chuck Norris, también Lifeforce y The Texas Chainsaw Massacre 2, ambas de Tobe Hooper, Over the top con Sylvester Stallone, American Ninja, Masters of the Universe, Cobra, escarceos plenamente autorales con Godard y Cassavetes… Todas en plenos ochenta. Me encanta esta frase de Menahem Golan, uno de los jefes de la Cannon: “Si realizas películas americanas con un comienzo, un nudo y un desenlace con un presupuesto menor de 5 millones, deberías ser un idiota para perder dinero“.

Superman sobrevuela los cielos muchas veces, y el espacio también. Realiza hazañas inimaginables como tapar un volcán en erupción con el pico de otra montaña invertido. Todo lo que es el guión es una auténtica pasada muy básica, que conecta enseguida con la parte psicotrónica del Batman de los años 60. Los colores del héroe y su planeta existen gracias a la luz. El enemigo con el que se enfrenta Superman en esta ocasión es Nuclear Man que viste de negro y dorado, piel tostada al sol, pelo rubio total. Es maravilloso. Las uñas que le crecen más y más cuanto más odio tiene hacia Superman. Es mi película favorita de Superman, la que veía más veces de niño. Todo el comienzo con Lex Luthor siendo rescatado de la cantera con los presos, luego su sobrino esperpéntico, robar el pelo de Superman que sujeta una gran bola pesada y esa mareante escena de la doble cita entre Lois, Lacy, Superman y Clark, digna de un Blake Edwards en decadencia histriónica. El regusto de un queso al sol y todavía húmedo. Superman es el gran escultor, el maniático americano… y es en el piso de Luthor donde encuentra su efervescencia. Entre figuras egipcias, altares hermosos, bebidas galantes y grandes ventanales se genera Nuclear Man, el cuál se estira y se encoge insistentemente dependiendo de la iluminación solar del momento. Y recuerdo de nuevo el surcar de los cielos porque es la película en la que más se rasga el fondo y la figura, en la que el horizonte está más cerca del Superman, rozando el Sol, lo pasa mal, debería morir en esta película y dejar sitio a Nuclear Man, un gran mercenario. ¿Qué hará después de destruir a Superman? ¿Cuáles son sus planes de futuro una vez cumplido su objetivo? El objetivo de Superman es la paz, eso es muy occidental, se cuida de tener un objetivo inabarcable… pero Nuclear Man lo tiene más claro, es el deseo puro que con la desaparición de un ser (Superman) ya se otorga a sí mismo otro deseo por cumplir. Es la pura riqueza de espíritu. Esta película es pura aventura comiquera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: