FUERZA VITAL

TEENAGE MUTANT NINJA TURTLES -Trilogía de los 90-

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on mayo 13, 2015

—-Jorge Núñez—-

Estos día estoy escuchando este fabuloso y completo podcast http://www.ivoox.com/legado-krypton-47-tortugas-ninja-audios-mp3_rf_3334264_1.html

La progresión de esta trilogía, vista consecutivamente y en breve espacio de tiempo, es escalofriante. Toda el sistema de representación del superhéroe clásico funciona al máximo, la sala de calderas explota pero bien. Además es que la propia franquicia no tiene dudas en explotar en muy poco espacio de tiempo la fama de la que gozaban las tortugas a principios de los 90. Si bien en la primera película, del año 1990 y dirigida por Steve Barron, tiene un tono oscuro donde se alcanza un magnífico equilibrio entre la serie animada, su esquematismo y su cromatismo, y el nuevo cine de adaptaciones, las demás partes de la trilogía ya buscan descaradamente un tono más arquetípicamente infantil con las tramas más directas, menos complejidad de personajes y por supuesto otra manera de iluminar la piel de las tortugas protagonistas. En Nueva York ya es mayoritariamente de día, incluso en las cloacas se ve claramente su piel gomosa y verde. La segunda parte, titulada Teenage Mutant Ninja Turtles II: The Secret of the Ooze (Michael Pressman, 1991) va directamente a por la adaptación directa de la serie animada, incluyendo casi al pie de la letra a los personajes secundarios Razhar y Tokka -recordando directamente a Rock Steady y Bebop- como los animales malvados que el Triturador usa contra las tortugas. La presencia de el Triturados y sus secuaces se hace más basta, atrás quedan las sombras que les envolvían en la primera parte. Así se llega a la última parte de esta trilogía, dirigida por Stuart Gillard en 1993 y titulada Teenage Mutant Ninja Turtles III: Turtles in time. Esta tercera entrega transcurre entre el Nueva York actual y el Japón feudal del siglo XVII a donde viajan las tortugas a través de un cetro mágico para rescatar a April O’Neil. Ya aquí llegan las verdaderas cloacas de la trilogía. Una película que funcionaría muy bien como episodio especial de la serie animada en 30 minutos, aquí se alarga intentando alcanzar por momentos un dramatismo bélico y no es ni graciosa ni contundente. Así se convierte en el final de esta línea tortuguera.

Ahora veo las tres películas como una piel de látex verde, piel de tortuga con una gran sonrisa y las veo fabulosas. Tienen una alegría y una falta de pretensiones que son Cine gustoso. La mezcla por la que apostaron ya desde la primera película sigue causándome cortocircuitos en las conexiones entre el cerebro y la visión. No me creo lo que veo, pienso que ha sido un sueño. Las tortugas luchando, hablando, comiendo pizza y bailando, se mezclan con las alcantarillas, con Splinter a lo teleñeco, con los humanos y con Nueva York de manera que surge de ahí una estética totalmente única. Un sistema de representación, de nuevo, que trasciende la pantalla en unos tonos cómicos, zafios, brutos y oscuros que cada cuál son niveles, conectados mediante alfombras y cojines, todo niveles, a lo salón egipcio. Las cornisas, los costados, las tumbonas, te recuestas sobre ellas y siento cómo marcha el invento. No poder dar cuenta de ello es lo que hace que este texto sea inservible. He visto mucha genialidad en una trilogía poco valorada. Tanto como cine-negocio o como cine-espectáculo e incluso cine-experimental esta trilogía de las Tortugas Ninja es muy importante. Mezcla el cine de artes marciales tradicional con el de superhéroes de ciencia-ficción de manera muy singular, confeccionando una textura única. El montaje es invisible, los cánones se aplican a rajatabla y los títulos de cada película entran de manera que dejan claras las intenciones. Cada elemento busca su propia diversión y ahí bailan al sol cuatro quesos las divertidas Michelangelo, Donatello, Rafael y Leonardo (por supuesto, en orden de preferencia) y su carismático maestro Astilla, Splinter.

Hay muchísimas cosas que me gustaría escribir a raíz de estas películas pero tengo ganas de compartir en el blog esto. Me acuerdo ahora de ese pergamino antiguo que se despliega en la tercera parte en el que se representan a las tortugas en una mezcla infernal y cutre entre el estilo clásico japonés y el cómic. Justo es esa eclosión la que proponen continuamente las tortugas, su piel, la película de imagen real. Hace poco Kyotchi comentaba en el programa de radio First Person Gamers http://firstpersongamers.com/category/podcast/ que le encantaría ver una adaptación cinematográfica del videojuego Donkey Kong en imagen real. Las tortugas ninja son lo más cercano a esa fabulosa y excitante idea. La maquinaria suena alta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: