FUERZA VITAL

TROLL (John Carl Buechler, 1986)

Posted in Comentarios de pelis by fuerzavital on mayo 18, 2015

—-Jorge Núñez—-

La familia se muda a un edificio donde viven otras personas, y la película comienza con esa energía. Del camión de mudanzas ya al interior del edificio donde se despliega toda ella, toda Troll. Producida por el inagotable Charles Band. El hijo tiene referencias en su habitación a equipos de deporte de ciudades como Dallas, San Francisco o Chicago. Se han movido mucho. Los desplazamientos construyen inestabilidad, además de que hay mucha iluminación con el efectos de persianas venecianas. Esto es una luz con franjas horizontales. Fragmentada la vida, la adolescencia, el cuadro del salón es un rascacielos, la bruja y sus amiguitos son maravillosos, la semiótica del cine = Una suave brisa se va convirtiendo en bruma helada sobre la que se proyecta un recuerdo de la película Silent running (Douglas Trumbull, 1972), la masa verde va creciendo. No se oye el contoneo de las ramas pero Torok y sus amigos traen a presencia un fuerte carácter crujiente, precisamente. Ellos tienen una carne rugosa, pelos enredados con el medallón que cuelga de su cuello y olores de musgo bajo su anillo esmeralda. Las soluciones estéticas (es decir, toda la película) poseen cada momento, el guión que se propone en la línea del cine de serie B descarrila y se encauza constantemente y así la puesta en escena de ciertos trucos mágicos hace carburar el magnetismo inusual hacia la pantalla. Troll. La película juega en esa dimensión, bate la pantalla hasta convertirla en tablero, en tableau incluso. Un diagrama del cine fantástico por antonomasia en el que el edificio es la perfecta alegoría del ser de una película, como ella misma, sus habitaciones-escenas, sus vecinos-personajes, sus trayectos-nudos. Los vecinos se van conociendo entre sí sin ningún sentido verosímil. No nos interesa la representación naturalista, y constantemente se tiende sin dudas a la comedia, al cartoon. A ello ayudan las histriónicas actuaciones de ciertos personajes como el padre, el atleta, o la joven vecina interpretada por Julia Louis-Dreyfus (de quién me estoy viendo un ciclo sin quererlo con las series Seinfeld y Veep, y esta película). Así que el cartoon, da paso a un terror cariñoso-soez, de ahí que surgen las ramas, los arbustos, los cuales poco a poco van provocando un fundido a verde en la película. La naturaleza va zambullendo al edificio en un denso bosque y hace aparecer la magia más especial. Vibraciones de mermelada, aguas cristalinas que recorren graciosamente la pantalla, flashes que bailan, chapoteos de felicidad, animación sobre la propia imagen… La magia adopta esos modos de representación creando una fiesta de fábula. Quizás Troll se mira tanto a sí misma que se queda encerrada en ese maravilloso trabajo de iluminación y de efectos de maquillaje. El abismo se ha hecho demasiado grande, la manta era corta, o los pies o la cabeza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: